lunes, 20 septiembre 2021 6:25

BBVA plantea hasta 3.800 despidos y los sindicatos amenazan con movilizaciones

BBVA bate las previsiones y dispara las cifras de su ajuste de plantilla. Así, la dirección de la entidad que preside Carlos Torres ha planteado el despido de 3.798 personas y el cierre de 530 oficinas en un procedimiento que fundamenta en motivos productivos y organizativos derivados de la transformación digital, según fuentes de la negociación. Con ello, la firma vasca prevé reducir en un 16% el número de trabajadores.

El epicentro del recorte planteado por el banco se centra en su red de oficinas. De hecho, el equipo que lidera Onur Genç, consejero delegado de BBVA, ha explicado su intención de despedir hasta 3.000 personas de la fuerza laboral en materia comercial que mantiene de forma física en las sucursales. Una cifra que supone hasta el 21% de la plantilla dedicada a esta área del negocio y que se basa principalmente en el cambio tecnológico que dice el banco se está produciendo en España.

En cuanto al número de oficinas que se pretenden cerrar, unas 530, ha sido un volumen menor al esperado. De hecho, las cifras se movían entre los 700 y 1.000 cierres. Cataluña será la región en la que más sucursales se pretende clausurar con hasta 204, seguida por el distrito centro, en el que están Madrid y Castilla La Mancha, con 101. Así, entre ambas supone más de la mitad del ajuste previsto. En el resto de provincias también destaca la zona sur (con Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla) con 76.

BBVA CONSIDERA «NECESARIO» EL AJUSTE Y LOS SINDICATOS AVISAN DE MOVILIZACIONES

BBVA apoya su decisión en el contexto de profunda transformación para el sector, marcada por una enorme presión competitiva, bajos tipos de interés, la adopción acelerada de los canales digitales por parte de los clientes y la entrada de nuevos actores digitales. El banco considera que para garantizar su competitividad y la sostenibilidad del empleo a futuro, resulta «imprescindible» continuar trabajando de forma aún más decidida en reducir su estructura de costes.

Así se lo hizo saber el propio Torres a los accionistas durante la celebración de la Junta de Accionistas. El presidente señaló que el recorte «es necesario» para salvaguardar «la viabilidad futura del grupo». Mientras, los sindicatos han señalado esta misma mañana, al conocer las cifras, que «se trata de un planteamiento de salida insostenible y escandaloso, que se aleja de todo aquellos que el banco ha querido hacer creer a la plantilla». Por último, ha amenazado con que los planes de recortes del BBVA «nos lleva al camino e la movilización».


- Publicidad -