domingo, 9 mayo 2021 18:10

Escotet aprieta más a Abanca para forzar a sus rivales en la guerra hipotecaria

Abanca ha sido una de las primeras entidades en dar el aviso. Así, a finales de marzo, la firma gallega que preside Juan Carlos Escotet derrumbó el diferencial que aplica a sus hipotecas fijas por debajo del 1%. Un atrevimiento casi histórico que solo había tenido Liberbank. Pero el ejecutivo ha ido a más, ya que durante el primer trimestre de 2021 volvió a reducir su rendimiento del crédito, en 10 puntos básicos, según los resultados presentados. Un movimiento que pone de relieve la ambición del grupo. Y que predice que la guerra hipotecaria se va a recrudecer en los próximos meses.

Así, los datos oficiales reflejan que la situación ha mejorado algo para los intereses de las entidades. En primer lugar, porque el principal índice de referencia para las hipotecas en España parece haber retomado el camino del crecimiento, tras un año en el que ha caído a plomo. En concreto, el Euribor arrancó el 2021 con un valor negativo del 0,499, mientras que en la actualidad ya camina en torno al 0,47. En segundo lugar, porque el interés medio del crédito inmobiliario se ha encarecido desde el 1,563 hasta el 1,571 entre enero y marzo, según refleja en sus estadísticas la Asociación Hipotecaria Española.

El periodo de paz ha permitido, entre otras cosas, que las nuevas ofertas de las entidades en hipotecas a tipo variable hayan sido muy poco ambiciosas. De hecho, si se comparan las cinco mejores proposiciones que se pueden encontrar para estos productos entre noviembre de 2020 y marzo de 2021 la diferencia es inapreciable. Únicamente hay variaciones en los últimos puestos, la cuarta y quinta mejor, gracias a una mejora de dos euros en la cuota mensual de una hipoteca prototipo (con una cuantía de 150.000 euros a pagar en 30 años).

ABANCA DA UN PASO AL FRENTE TRAS LIDERAR LAS HIPOTECAS A TIPO VARIABLE

En concreto, Openbank ha mantenido su posición gracias a mejorar su cuota de 481 a 479 euros, mientras que Pibank ha entrado en el TOP al reducirla también hasta los 479 euros desbancando a ING (481 euros). Por su parte, las restantes tres mejores ofertas de hipotecas variables siguen igual que hace cerca de medio año. Una situación que no debería sorprender a muchos, dado que la verdadera batalla en la actualidad es por conseguir cuota de mercado en la venta de hipotecas a tipo fijo. Al fin y al cabo, es la única manera de contrarrestar el hecho de que el Euríbor este en valores negativos prácticamente récord.

Aunque en lo anterior si existe una particularidad importante y, es que, Abanca es la entidad que más barata oferta sus hipotecas variables. De hecho, su cuota se sitúa en torno a los 472 euros, una cifra que mejora ligeramente a EVO (474 euros) y Kutxbank (474 euros). La misma entidad gallega que ahora ha lanzado una fuerte ofensiva para captar cuota de mercado en hipotecas a tipo fijo. Con ello, Escotet logra meter presión a sus competidores que, a su vez, ya habían mejorado sus ofertas a lo largo del 2020.

De hecho, a finales de año esa guerra hipotecaria, a tipo fijo, se incrementó notablemente. En septiembre del año pasado, BBVA aparecía como la entidad que mejor oferta tenía en el mercado con una cuota mínima, con las máximas bonificaciones, de hasta 514 euros al mes. Cerca de cinco meses después, EVO había superado al banco bilbaíno al reducir los pagos en su mejor hipoteca hasta los 502 euros. Una mejora de 12 euros frente a la de su competidor y de hasta 19 euros respecto a la cifra que la propia firma digital mantenía en meses atrás.

LA BATALLA QUE SE VIENE GRACIAS A LA VACUNACIÓN Y LOS NUEVOS ACTORES

Pero no solo ha sido EVO. Así, el resto de entidades han presionado con fuerza tirando los precios. Así, en el tercer y cuarto puesto en septiembre aparecían Openbank y Liberbank con una cuota igual de 535 euros y, en quinto lugar, estaba Bankia con un pago mínimo exigido de 543 euros. Para principios de febrero esas cifras ya se habían mejorado con fuerza. De hecho, en el tercer y cuarto puesto han aparecido Banco Sabadell y Bankinter con una cuota de apenas 524 euros.

En definitiva, la mejora media para las mejores hipotecas a tipo fijo del mercado ha sido de entre 10 y 12 euros, mientras que en el caso de las variables apenas ha sido de dos euros. Esa presión a lo largo del 2020 llevó a que el rendimiento del crédito en todas las entidades españolas se desplomase por encima de los 20 puntos básicos de media. Ahora, Abanca ha inaugurado la temporada de resultados del primer trimestre del 2021 con una nueva caída de 10 puntos básicos en dicho margen.

Aunque en está ocasión no se puede poner como excusa la mala evolución del euribor, que ha subido, por lo que el principal culpable son los agresivos movimientos de la entidad para captar cuota de mercado en préstamos. Una apuesta que se centra principalmente en hipotecas, donde señala que ha crecido, pero que también implica otras áreas como los créditos al consumo.

Al final, la primavera es un periodo propicio para la compraventa de viviendas, u otros productos financiados como coches, y este año ese efecto puede ser más acusado. La vuelta a la normalidad, gracias a la vacunación, y la entrada en el juego de nuevas firmas tecnológicas o bancos más grandes, por las fusiones, puede dar una vuelta de tuerca a la guerra hipotecaria en España.


- Publicidad -