viernes, 14 mayo 2021 2:45

Volvo Cars utilizará la economía circular para reducir emisiones y ahorrar 100 M€ al año

El fabricante de vehículos Volvo Cars utilizará la economía circular para reducir emisiones y ahorrar unos 1.000 millones de coronas suecas (más de 98 millones de euros al cambio actual) al año a partir de 2025.

Tal como ha informado la compañía, el objetivo de Volvo es alcanzar una reducción de 2,5 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2) anuales a partir de 2025 y convertir su negocio en una empresa circular para 2040.

Por ello, Volvo creará ciclos cerrados de aquellos materiales que emitan más gases a la hora de producirse, como el acero y el aluminio. También centrará sus esfuerzos en la reutilización, la reparación y el reacondicionamiento de piezas.

“Volvo Cars tiene uno de los planes climáticos más ambiciosos de la industria del automóvil y si queremos alcanzar nuestros objetivos debemos adoptar la economía circular. Esto nos obliga a repensar todo lo que hacemos y cómo lo hacemos”, ha reivindicado el director de Sostenibilidad global de Volvo, Anders Kärrberg.

Para ello, Volvo pretende que todas las piezas de sus automóviles estén diseñadas, desarrolladas y fabricadas para ser utilizadas y reutilizadas, ya sea por la empresa o por sus proveedores.

Al centrarse en la eficiencia de los recursos y en retener el valor de los materiales y componentes durante el mayor tiempo posible, la empresa quiere optimizar el uso de materiales, componentes y automóviles. Esto conducirá a ahorros financieros y a nuevas fuentes de ingresos, además de a una reducción de su impacto ambiental.

Entre las nuevas oportunidades de negocio se encuentra la reutilización de las baterías de coches eléctricos como fuente de almacenamiento de energía, por lo que Volvo está explorando darle una segunda vida a sus baterías, como la actual colaboración con BatteryLoop, una empresa que utiliza estos elementos para almacenar energía solar.


- Publicidad -