miércoles, 19 mayo 2021 1:45

Acciona se desmarca de la disciplina salarial de los consejos de las constructoras

Las remuneraciones en los consejos de administración de las seis grandes constructoras (Acciona, ACS, FCC, Ferrovial, OHL y Sacyr) sumaron la cantidad de 91,4 millones de euros durante 2020. Se trata de un 22,8% más que un año antes, cuando esa cifra se situó en 74,4 millones de euros.

La razón de este incremento, en el año de la pandemia, y en el que los máximos mandatarios optaron por recibir un menor sueldo, remuneración fija y dietas, está en Acciona. Las remuneraciones de sus consejeros alcanzaron la cifra de 56,3 millones de euros. Es un 650,2% más que en 2019, cuando la cantidad se quedó en 7,5 millones de euros.

En concreto, fueron su presidente y su vicepresidente los que impulsaron el crecimiento. Así, José Manuel Entrecanales Domecq pasó de 4,36 millones de euros en 2019, a 35,32 millones en 2020. Un plan de incentivos, de la filial Bodegas Palacios, fue el causante. Aún sin este incentivo, su retribución mejoró un 16,5%.

El otro pilar que sustenta el incremento tan elevado de las remuneraciones cobradas por el consejo de administración de Acciona es su primo, Juan Ignacio Entrecanales Franco, a la sazón vicepresidente. En su caso, pasó de 1,6 millones en 2019, a 19,4 millones en 2020. Sin los incentivos antes citados, su retribución fue de 1,32 millones (un 20% inferior). El resto de miembros de consejo percibió cifras similares.

ACCIONA Y LA COMPETENCIA

Acciona no es la única que, a finales de 2020, vio cómo la remuneración de su consejo de administración crecía. Así, FCC pasó de 1,56 millones de euros en 2019, a 1,67 millones en 2020. Por tanto, un 6,7%. Pablo Colio, su consejero delegado, vio incrementar su remuneración un 10,78%, de 751.000 a 832.000 euros. El resto de miembros se mantuvo en cantidades paritarias respecto a 2019.

El resto de jugadores (Ferrovial, Sacyr, OHL y ACS) acabó con cifras inferiores. Ferrovial tuvo un descenso del 55,2%, al pasar de 18,2 millones a 8,1 millones. Su presidente, Rafael del Pino, aumentó su retribución, de 4,4 a 4,48 millones (un 10,3% más). Eso fue porque su retribución variable y fija descendió, pero aumentó la parte cobrada en acciones. Además, y en la compañía, se produjo el relevo de Iñigo Meirás (que se fue de la compañía en 2019 con 11,2 millones) por Ignacio Madridejos. María y Joaquín del Pino vieron reducir ligeramente sus emolumentos por ser miembros del consejo.

Por lo que respecta a Sacyr, el consejo de administración percibió un 20,6% menos: de 9,6 millones a 7,6 millones. Su presidente, Manuel Manrique, ganó 6,1 millones, un 25% menos que en 2019 (8,16 millones).

OHL vio cómo las remuneraciones de su consejo caían un 9,3% (de 3,8 a 3,4 millones) mientras que en ACS ese porcentaje fue del -7,9% (de 15,3 a 14,1 millones). En su caso, el presidente, Florentino Pérez, paso de 6,8 a 6,34 millones (-7,2%).


- Publicidad -