jueves, 13 mayo 2021 20:56

Telefónica Tech explotará las redes de la compañía en su pelea con IBM y Atos

El aliado está en casa. Y eso da una ventaja contra la competencia. Así es el axioma con el que Telefónica Tech quiere relanzar su posición en el mercado, una vez que tiene que elevar el ritmo para cumplir sus objetivos: crecer, ganar hueco y vender (o salir a bolsa). Para ello la infraestructura que posee la propia empresa será un elemento clave.

La escisión tecnológica de Telefónica que se encarga de los negocios digitales de la nube y ciberseguridad, y cuyo objetivo es dar mayor valor a estos activos fuera del propio operador azul, tiene que acelerar en dicha misión. Cuando el presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, decidió dotar a Telefónica Tech de vida propia para hacerla más rentable, se preveía una consecución de objetivos más rápido.

La hoja de ruta está definida, así lo ha explicado el CEO de esta división, José Cerdán, en una reciente entrevista con Bloomberg. Lo primero que deben hacer es crecer más. En Telefónica han asumido que estos negocios, nube y ciberseguridad, tienen más valor fuera del perímetro de la compañía. Bien en una venta parcial, con la entrada de socios industriales o con una colocación en el mercado bursátil.

Pero las alarmas han saltado. Tienen valor, pero no el suficiente para competir con los grandes del sector. En la entrevista con Cerdán se marcan algunas compañías como IBM, Atos o Endava como principales competidores en el segmento al que Telefónica Tech quiere dirigirse.

Para enfrentarse a estos gigantes que llevan años en el sector, Telefónica Tech ha manifestado su intención de hacerse con empresas de tamaño mediano y, de esta manera, poder competir de manera más pareja con estas compañías. Pero a la espera de este crecimiento inorgánico, hay una ventaja con la que juega esta división del operador azul.

TELEFÓNICA Y SUS CANUTOS

En las negociaciones con los potenciales clientes, aunque Telefónica Tech pueda partir en condiciones diferentes contra compañías de TI puras como IBM o Atos, lo que sí tiene a su favor es la red de fibra y servicios telefónicos.

Es decir, muchos de estos clientes, aunque todavía no sean clientes de Tech, seguramente lo sean de Telefónica. Bien a través de sus centros de datos, conexiones de red o líneas telefónicas. Esto es fundamental para esos primeros contactos, sobre todo en el segmento tan reñido y donde cada vez cuesta más diferenciarse.

Esta será una de las bazas en una de las prioridades que debe despejar Telefónica, sobre todo porque las actividades tecnológicas del operador son mucho más pequeñas que su negocio de telecomunicaciones, pero están creciendo rápidamente. Los ingresos por servicios de cloud aumentaron más de 20% el año pasado, y las ventas de ciberseguridad crecieron un 12%.

A fin de cuentas, Telefónica, como otras empresas, es una de las compañías europeas de telecomunicaciones que intentan extraer más valor de sus negocios e infraestructura no centrales para reactivar los precios de sus capitalizaciones bursátiles. Los proveedores de servicios tecnológicos cotizan a un promedio de 14 veces el valor de su empresa respecto de las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, en comparación con una proporción de 5,7 para Telefónica, según datos recogidos por Bloomberg.  


- Publicidad -