miércoles, 19 mayo 2021 2:15

Las armas de Florentino Pérez para triunfar en la compra de Aspi

ACS ha presentado una oferta de entre 9.000 y 10.000 millones de euros por las autopistas italianas de Atlantia que se aglutinan en Autostrade per l’Italia (Aspi). Un primer paso que podría lugar a un segundo, que sería la fusión de Aspi con Abertis. Para que finalmente la nave llegue a buen puerto, más allá del dinero, Florentino Pérez tendrá que sacar su tarro de las esencias para convencer a los políticos. Ya lo dijo en una reunión con analistas e inversores: para que la operación triunfe será necesario tener sintonía con el Ejecutivo comandado por Mario Draghi.

En este caso, y a diferencia de otras ocasiones, el presidente de ACS no jugará en casa, utilizando la terminología futbolística. Dicho de otra manera, tendrá que trasladar el palco del Bernabéu, punto de encuentro de políticos de todos los colores, y semillero de acuerdos, a Italia.

El gobierno italiano, con Mario Draghi con el brazalete de capitán, será un duro adversario. Sobre la mesa estarán aspectos como la elevada deuda de las autopistas de Atlantia y el reparto de dividendos. Se trata de dos aspectos básicos para Florentino Pérez. Por ejemplo, reducir la deuda le ha llevado a vender una de las joyas de la corona de ACS: el área de servicios industriales. También será primordial para Italia saber qué piensa hacer sobre el mantenimiento de la red.

Florentino Pérez ha logrado sacar adelante sus proyectos por dificilísimos que parecieran. El más relevante, la venta de los terrenos de la ciudad deportiva del Real Madrid. O la actual reforma que está transformando la imagen del estadio Santiago Bernabéu. Proyectos que no hubieran llegado a buen puerto de no ser por el poder de convicción del presidente de la constructora respecto a políticos de derechas e izquierdas.

Florentino Pérez jugará en esta ocasión fuera de casa, del nido acogedor que es el palco de Bernabéu. Enfrente tendrá rivales de enjundia, más allá del propio gobierno italiano. Es el caso de CDP (Cassa Depositi e Prestiti), que también ha presentado oferta. Y el presidente de ACS, consciente de su poderío, le ha dado un balón al pie, invitándola a participar de manera conjunta. Si no puedes con él, únete a él. Un enemigo menos. Fichar tampoco se le suele dar mal.

LA AGENDA DE FLORENTINO PÉREZ

Buen ejemplo de la buena relación de Florentino Pérez con los políticos es que el Santiago Bernabéu está en plena remodelación gracias a los votos de PP, Ahora Madrid y Ciudadanos. El PSOE se abstuvo. Constó más de siete años, en los que no faltaron obstáculos por parte del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Florentino Pérez siempre ha tenido ‘buen rollo’ con los políticos. No en vano, él también lo fue (fue concejal de UCD en el Ayuntamiento de Madrid en 1976). Don de gentes no le faltan, así como una buena agenda. Agenda que ha ido engordando, incorporando nuevas generaciones, o formaciones, que han ido apareciendo en el espectro político.

Presidentes y ministros han sido incapaces de rechazar las invitaciones al palco del Bernabéu (aunque con algunos ha tenido posteriores roces). Los del PP han sido mayoría, aunque socialistas también han sido habituales. Una de las frases de las que suele hacer gala Florentino Pérez es la siguiente: “Me llevo bien con todo el mundo”.

Florentino Pérez ahora tendrá la ocasión de demostrarlo en un terreno de juego desconocido para él, y en el que no cuenta con su abundante agenda. Quizás por eso haya tendido la mano a quienes son sus adversarios. Alguno de ellos (el fondo británico TCI –The Children’s Investment-, sabedor de la experiencia del presidente de ACS con las altas esferas, ha lanzado el mensaje de que el Gobierno italiano debería vender Autostrade al mejor postor sin que el propio Gobierno interfiera en la operación.


- Publicidad -