martes, 18 mayo 2021 21:02

Adif pone a la venta pisos y parcelas para reducir su deuda

El administrador de infraestructuras ferroviarias Adif continúa con su plan de racionalización de activos para mejorar la eficiencia en la gestión, generar ingresos y reducir costes. Además de la subasta de los suelos en Méndez Álvaro, la compañía pretende quitarse lastre en ladrillo ofreciendo la adjudicación directa en más de 25 inmuebles repartidos en diferentes puntos de España, así como varias parcelas, un edificio y una plaza de garaje.

La entidad dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha llevado a cabo en los últimos años numerosas subastas públicas de viviendas. Y también ofrece la venta directa de los inmuebles no adjudicados en las subastas públicas, con los que pretende embolsarse cerca de 5,6 millones de euros.

Con estas ventas, la entidad pública continúa con su plan de racionalización de activos, que pretende poner en valor el patrimonio inmobiliario de la entidad que no forma parte sustancial e imprescindible para el desarrollo de su actividad, mediante su alquiler o venta. Otro de sus planes es ofrecer a los actuales inquilinos de viviendas de titularidad de Adif pasar a ser propietarios, así como optimizar el uso de los espacios y dependencias de carácter interno.

ADIF VENDE PISOS DESDE 10.000 €

En la página web de Adif se puede consultar la ficha técnica de su cartera inmobiliaria a la venta. En total, se compone de 25 viviendas, siendo el lote más numeroso el situado en la localidad malagueña de Antequera, con 17 pisos de entre 88 y 112 metros cuadrados, cuyos precios oscilan entre los 25.000 y los 54.000 euros.

En Villena (Alicante) dispone de tres inmuebles a la venta: el más económico consta de 68 m2 por 21.000 euros, mientras que el más caro cuesta 22.500 euros por un piso de 76 m2. Por su parte, en Palencia ofrece un activo en la capital de 64 m2 por 30.000 euros, y otro en Venta de Baños de 68 m2 por 19.300 euros.

También ofrece unidades sueltas en otras localidades, como una vivienda en Miranda del Ebro (Burgos) de 82,60 m2 por 168.000 euros; otra en Cáceres de 34,30 m2 por 10.000 euros; y un activo en Jaca (Huesca) de 66 m2 por 52.286 euros.

Pero la cartera de Adif también cuenta con un edificio de viviendas ubicado en Cubillas de los Oteros (León) por 46.000 euros, una plaza de garaje de unos 12 m2 en Miranda del Ebro (Burgos) por 12.000 euros y cuatro parcelas. En concreto, la más cara está en Barcelona con unos 570 m2 y su precio asciende a los 2.900.000 euros; otras dos en Logroño, una de 2.654 m2 por 1.300.000 euros y otra de 731 m2 por 260.000 euros; y la última se sitúa en El Pedroso (Sevilla) con 2.598 m2 y cuyo precio asciende a los 168.000 euros.

Aquellos interesados en adquirir alguno de estos activos deberá ingresar el 5% del precio del inmueble y, una vez acreditado dicho ingreso, se iniciará el procedimiento de venta directa. Pero este 5% no atribuye ningún derecho de adquisición, solo el requisito previo e imprescindible para la tramitación de su solicitud de compra por adjudicación directa.

Según la compañía, lo que recaude con esta licitación lo destinará a financiar la ejecución de actuaciones de inversión en infraestructuras ferroviarias de la Red Convencional, o a su déficit de explotación.

SOLTAR LASTRE

La adjudicación directa de inmuebles no suele ser la operativa habitual de Adif, sino que también apuesta por las subastas públicas. Por ejemplo, el pasado 21 de enero finalizó un concurso público en el que Adif puso en venta 18 viviendas de su propiedad en Andalucía, cuyo precio de licitación oscilaba entre 25.000 y 54.000 euros.

Según los últimos datos disponibles de Adif que hacen referencia a 2019, aumentaron sus inversiones inmobiliarias desde los 99.027.000 euros hasta los 121.638.0000 euros, y el patrimonio neto ascendió ligeramente hasta los 11.797.626.000 euros. Además, sus deudas a largo plazo se redujeron, pasando de los 677.478.000 euros a los 421.516.000 euros. Pero estos datos podrían variar teniendo en cuenta los graves efectos de la pandemia del covid-19 en el sector ferroviario.

Por esto, es posible que Adif esté potenciando aún más esta tendencia de desinversión con el objetivo de generar nuevos ingresos y amortiguar el golpe de la pandemia. La entidad pública apuesta también por consolidar una cartera inmobiliaria de calidad, y prefiere quitarse el ladrillo de menor valor, el que menos rentabilidad le reporta.

ÉXITO EN MÉNDEZ ÁLVARO

Adif cuenta con dos parcelas en Méndez Álvaro, que han servido de termómetro para observar si aún existe apetito inversor entre las promotoras en esta zona. El pasado miércoles finalizó la subasta pública de estos terrenos y un total de ocho compañías han presentado sus ofertas.

Se trata de los terrenos en el ámbito urbanístico del APR 02.06 ‘Méndez Alvaro Norte I‘ de uso residencial, que la entidad pública vende por importe mínimo conjunto de 75.895.000 euros (sin IVA).

El proceso para la subasta de estas parcelas arrancó a finales de octubre y se han presentado como licitadores IKASA, Libra GP, Grupo Ibosa, Via Ágora, Grupo LAR y Pryconsa. Pero habrá que esperar hasta el 21 de abril para conocer qué compañías logran hacerse con estos terrenos.


- Publicidad -