jueves, 24 junio 2021 16:17

Abril, mes clave si quieres renunciar al cese de actividad

Son pocos los autónomos que se plantean renunciar al cese de actividad, porque muchos de ellos están pasando por graves apuros económicos. Pero a estas alturas del año ya hay algunos que se están dando cuenta de que su bajada de ingresos no ha sido tan fuerte como esperaban, y esto puede suponer un riesgo para quienes cobran el cese de actividad.

Porque no cumplir con los requisitos para ello implica tener que devolver todo lo que se ha cobrado indebidamente a partir del próximo mes de septiembre. Esto puede hacer que la “vuelta al cole” de algunos autónomos sea especialmente difícil si reciben una notificación informándoles de que tienen que devolver todo lo que han cobrado.

Plazo para renunciar al cese de actividad

plazo para renunciar al cese de actividad

Los interesados tienen hasta el 30 de abril para renunciar a la prestación si creen que no cumplen los requisitos para percibirla. La renuncia tendrá efectos desde el mes siguiente, así que quienes renuncien ahora ya no cobrarán la prestación correspondiente a mayo.

Una vez pasado el mes de mayo, las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social empezarán a examinar caso por caso para comprobar si los beneficiarios de la prestación han cumplido los requisitos para poder cobrarla. Aquellos que no lo hayan hecho van a tener que devolver lo que han cobrado indebidamente, cosa que sucederá a partir del mes de septiembre.

De ahí la importancia de renunciar a cobrar el cese de actividad si se tiene más o menos claro que no se están cumpliendo los requisitos en cuanto a la bajada de la facturación. Es una forma de reducir la cantidad de dinero que habrá que devolver a la mutua una vez pasado el verano.


- Publicidad -