lunes, 12 abril 2021 5:43

Los presidentes de las grandes constructoras ganan más de 50 M€ en la pandemia

Si durante 2019 los presidentes de las grandes constructoras (Acciona, ACS, Ferrovial y Sacyr) ganaron 23,24 millones de euros, en el año de la pandemia esa cifra se ha más que duplicado. Porque José Manuel Entrecanales, Florentino Pérez, Rafael del Pino y Manuel Manrique han llevado esa cantidad hasta los 52,14 millones de euros.

El principal protagonista de este particular salto ha sido el presidente de Acciona. José Manuel Entrecanales pasó de ganar 4,36 millones de euros en 2019, a llegar hasta los 35,32 millones de euros. Eso se debió al pago de un plan de incentivos a largo plazo acumulado entre los años 2014 y 2019.

Dejando a un lado este plan de incentivos, por el que percibió 30 millones de euros, José Manuel Entrecanales percibió los otros 5,08 millones de euros como retribución anual, un 16% más que el año anterior, repartido de la siguiente manera: 1,37 millones de sueldo, 3,63 millones de retribución variable a corto plazo, y 69.000 euros en especie. Dicho de otra manera, 18,16 millones en retribución en metálico, y 17,08 millones, como beneficio bruto de las acciones o instrumentos financieros consolidados.

Junto a José Manuel Entrecanales, quien percibió más en 2020 respecto a 2019 fue Rafael del Pino. El presidente de Ferrovial ganó 4,86 millones de euros, frente a los 4,41 millones de un año antes. Se trata de un 10,2% más. En su caso, tanto su sueldo, como la remuneración fija, como las dietas, fueron menores: pasaron de los 3,31 millones de euros en 2019, a los 3,26 millones un año después.

Lo que impulsó la retribución de Rafael del Pino fue el beneficio bruto de las acciones o instrumentos financieros consolidados. En su caso, pasaron de los 1,09 millones de 2019, a los 1,60 millones en 2020.

ACS Y SACYR, EL CONTRAPUNTO

Si los presidentes de Acciona y Ferrovial acabaron teniendo una mayor retribución, el contrapunto fueron sus homónimos de ACS y Sacyr. Así, Florentino Pérez percibió una remuneración total de 6,34 millones en 2020, frente a los 6,32 millones de un año antes (un 7,6% menos). Por pertenecer al consejo, recibió 390.000 euros, más 1,72 millones como retribución fija por funciones ejecutivas (sueldo), más 2,34 millones como retribución variable a corto plazo. A ello hay que añadir otros 1,36 millones como aportaciones a sistemas de ahorro.

En el caso de Manuel Manrique, el presidente de Sacyr ganó 6,1 millones. De esa cantidad, 4,99 millones fue retribución en metálico, y 1,04 millones, beneficio bruto de las acciones o instrumentos financieros consolidados. Se trata de un 25% menos que en 2019, cuando dicha cantidad fue de 8,16 millones. El sueldo fue de 1,64 millones, la retribución variable a corto plazo, 1,62 millones, y 1,55 millones variables a largo plazo.

CONSEJEROS DELEGADOS

Por lo que respecta a los consejeros delegados, Ignacio Madridejos, en su primer año completo en Ferrovial, ganó 1,88 millones de euros en 2020. Un año antes, había sido de 1,13 millones. Marcelino Fernández Verdes, que acaba de renunciar a su puesto de consejero delegado en ACS, se llevó 5,54 millones. Se trata de un 76% menos que un año antes.

Por lo que respecta a Pablo Colio, sus emolumentos crecieron un 10,78%, al pasar de los 751.000 euros de 2019, a los 832.000 euros de 2020. Por último, José Antonio Fernández Gallar vio disminuir su retribución en OHL: de los 2,63 millones de 2019, a los 2,23 millones de 2020.

Si nos centramos en las remuneraciones de los consejos de administración, en 2020 subieron en las seis grandes constructoras. Se pasó de los 74.408 millones de euros de 2019, a los 91.403 millones de 2020: un 22,8% más. Ahí influyeron de manera decisiva los datos de Acciona, en general, y de su presidente, en particular. FCC también las incrementó, aunque sólo un 6,7%: de 1.566 millones a 1.672 millones. En el resto de constructoras (Ferrovial, OHL, Sacyr y ACS), descendieron. Un descenso que fue más elevado (55%) en la firma presidida por Rafael del Pino debido a que, en 2019, se contabilizaron los 11,25 millones de euros de Iñigo Meirás al dejar el puesto de consejero delegado en octubre.


- Publicidad -