lunes, 12 abril 2021 5:43

La millonaria razón del indulto de Florentino Pérez a Fernández Verdes

Por voluntad propia. Esta la razón que ha argumentado Marcelino Fernández Verdes para renunciar a su puesto como consejero delegado de ACS. Palabras que se asemejan bastante a las de los clubes de fútbol cuando no van bien los resultados. Confianza ciega en el entrenador, dice la junta directiva y, al día siguiente, destituido. Florentino Pérez había perdido la confianza en quien estaba llamado a ser su sucesor.

Marcelino Fernández Verdes deja de ser consejero delegado, a la par que abandona el consejo. Sin embargo, Florentino Pérez le mantiene como consejero delegado de Hochtief, su filial en Alemania. También como presidente de Abertis, concesionaria española participada con su socio italiano Atlantia. Si se perdió el amor, ¿por qué continuar?

El indulto de Florentino Pérez tiene tras de sí un trasfondo económico. Durante el último lustro, Marcelino Fernández Verdes se ha embolsado más de 90 millones de euros, incluyendo retribuciones y bonus. Dicho de otra manera, ha sido el directivo mejor pagado del Ibex. Incluso por encima de su presidente.

En 2020 se ha roto la tendencia. Florentino Pérez ha recibido una remuneración por encima del que iba a ser su sucesor: 6,34 millones de euros frente a 4,55 millones. De haber aplicado ‘manu militari’, y haber echado a Fernández Verdes, ACS, vistos los antecedentes en otras empresas del sector, tendría que haberle indemnizado con una cantidad millonaria.

Cuando Iñigo Meirás abandonó Ferrovial, se llevó 11,25 millones de euros: 8,16 millones en concepto de indemnización, 1,09 millones en acciones, y casi 725.000 euros como finiquito. Una década antes, su antecesor, Joaquín Ayuso, se marchó con 8,1 millones de euros. Otros casos, dentro del mismo sector, fueron los Josep Piqué, que dejó OHL con 2,54 millones de euros; su sustituto, Tomás García Madrid, 6,2 millones; Juan Osuna, 19,5 millones; Juan Béjar (FCC), 8,37 millones; y Baldomero Falcones, también en FCC, con 7,5 millones.

Por tanto, la indemnización que se ha ahorrado ACS manteniendo en el staff a Marcelino Fernández Verdes podría estar en un rango similar al de otros consejeros delegados del sector. Ninguno de ellos, en su momento, llegó a ser el directivo mejor pagado del Ibex. La cifra podría partir de un mínimo de cuatro millones de euros.

LOS ESPEJOS DE FLORENTINO PÉREZ

Más allá de las empresas constructoras, las indemnizaciones en las empresas del Ibex han sido millonarias durante los últimos años. Un espejo en el que ha podido mirar Florentino Pérez para pensárselo dos veces.

Rafael Vilaseca (consejero delegado de Naturgy) se fue con 15,4 millones de euros, de los que 14,2 fue en concepto de indemnización. Andrea Brentan, por su parte, salió de Endesa con 11 millones de euros.

Otras salidas millonarias fueron las de Borja Prado, como presidente de Endesa, con 14,7 millones; Javier Monzón, presidente de Indra, con 14,5 millones; César Alierta (Telefónica), con 54 millones de euros; Juan Luis Cebrían (Prisa), con seis millones; o Ángel Cano (BBVA), con 45 millones, y José Ignacio Goirigolzarri, también en BBVA, con 68,7 millones.

Con Marcelino Fernández Verdes en fuera de juego para la sucesión de Florentino Pérez, se abre un periodo para ver quién le sustituirá como CEO (y, a la sazón, como posible recambio de Florentino Pérez). Quien tenía todas las cartas era José María Castillo, consejero delegado de Cobra. Pero Vinci, que ha comprado esta filial, cuenta con él. Habrá que esperar a ver cuál será el siguiente movimiento del presidente de ACS: ¿Será un hombre de la casa, como ha ocurrido hasta ahora, o fichará algún galáctico de otra compañía?


- Publicidad -