viernes, 24 septiembre 2021 10:35

La dueña de Ramón Bilbao apuesta por potenciar el turismo de interior

La caída del consumo, y las restricciones de horario y aforo que se han aplicado sobre el canal horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías), están pasando factura a todas aquellas empresas relacionadas con el sector. En total, los hosteleros estiman unas caídas de unos 70.000 millones de euros. Dicho de otra manera, casi la mitad de las ventas se han evaporado por la pandemia.

Quienes están sufriendo esta bajada de consumo son aquellas empresas proveedoras de estos establecimientos. Por ejemplo, las bodegas. Casi el 80% del negocio de vinos y espirituosos está dedicado a la hostelería. Un ejemplo es Zamora Company, propietaria de la marca Ramón Bilbao, pero también de Licor 43, Martin Miller’s Gin, Lolea o Mar de Frades. Como otras muchas firmas del sector, mira con optimismo el proceso de vacunación ya iniciado. Y confía en remontar las ventas durante el último trimestre del año. Habrá que esperar hasta 2022 para retomar las cifras de 2019 siempre y cuando la hostelería y el turismo vuelvan a ser lo que eran.

«Siendo optimista, apunto al último trimestre de este año para empezar a remontar, pero vamos a tener que esperar otro año para que la hostelería y el turismo vuelvan a las cifras prepandemia. Lograr un aumento de cifras 2021 va de la mano del apoyo y la mejora de la hostelería y el turismo«, señala Emilio Restoy, director general de Zamora Company.

Lo que tiene muy claro Emilio Restoy es que la recuperación llegue para esta Semana Santa: «Pensábamos que poco a poco iría a mejor, pero seguimos teniendo restricciones gubernamentales en horarios y aforos, por lo que el horizonte positivo de la Semana Santa ya está descartado».

Y añade: «Con respecto a estos datos, que van de la mano de la paralización del turismo en España, consideramos que apostar por una estrategia que integre el enoturismo en la fórmula turística española pospandemia, irá en beneficio no solo de nuestro sector sino del conjunto de la imagen turística y de la hostelería de nuestro país, así como de la necesaria diversificación y el enriquecimiento de su oferta».

POTENCIAR EL ENOTURISMO

El director general de Zamora Company tiene muy claro que la apuesta pasa por potenciar el turismo de interior, logrando de esta manera que España deje de ser un destino turístico estacional, y pase a serlo atemporal. «Con las restricciones de movilidad en fechas tan marcadas como la Semana Santa, la totalidad del territorio español está viendo muy mermados sus ingresos», manifiesta.

Emilio Restoy pone como ejemplo a su compañía. En un año normal, las bodegas Ramón Bilbao, en Haro (La Rioja), y Mar de Frades, en Rías Baixas (Galicia), recibían unos 5.000 visitantes durante el primer trimestre del año. «Sin embargo, este año las reservas están muy por debajo de lo habitual debido al cierre de las bodegas por la pandemia», se lamenta.

Respecto al futuro del sector del vino, Restoy reconoce que la «transformación digital es determinante para encarar la situación actual y salir reforzados, por eso es necesario que se tenga el sector del vino muy presente en los fondos de recuperación Next Generation EU».

El directivo de Zamora Company también aboga por que las empresas deben apoyar las campañas lideradas por las sectoriales como FEBE, FIAB y FEV. Asociaciones que apuestan por el fomento de nuevas medidas en pro de la hostelería, «con el fin de que se consideren un entorno seguro y de esta forma impulsar una recuperación sostenible de la hostelería y turismo».

Zamora Company ha sufrido un descenso de ventas del 5,9%, en volumen, y del 3,6%, en valor, respecto a sus exportaciones. Estados Unidos, por los aranceles, ha sido el país con una mayor caída. En Rusia, China y Reino Unido han aumentado las ventas.

«Estos meses de incremento arancelario no solo han supuesto una caída en las exportaciones de vino español tanto en valor como en volumen, sino que han obligado a las bodegas a sacrificar parte de su margen para poder mantenerse en el mercado», subraya.

Emilio Restoy, eso sí, ve con buenos ojos el fin temporal de los aranceles de EE.UU. «Estamos totalmente alineados con las políticas y acuerdos que logren la suspensión de los aranceles, posicionando así de nuevo a EE.UU. como uno de los socios comerciales principales para España», concluye.


- Publicidad -