martes, 13 abril 2021 4:03

Los ignorados: los sectores que han quedado fuera de las ayudas directas

Los autónomos llevan esperando más de un año a que se aprueben ayudas directas para ellos a nivel estatal. Aunque la espera ha llegado a su fin, ahora más que nunca podemos afirmar que nunca llueve a gusto de todos, porque han sido casi treinta los sectores que han quedado fuera de estas ayudas, lo que implica que casi 200.000 autónomos no podrán acceder a ellas.

De hecho, desde las asociaciones que representan a este colectivo no han dudado en denunciar que se trata de un agravio comparativo. No terminan de entender cuál es la razón para que unos sectores reciban ayudas y otros no, cuando todos ellos se han visto afectados por la crisis económica que ha derivado de la pandemia de Covid-19.

Es más, algunos de los sectores que no van a recibir ayudas están sufriendo graves pérdidas por la falta de clientes. Un buen ejemplo son las peluquerías, que han tenido que afrontar que su servicio tenga ahora un IVA del 21% y que han visto cómo se reducía su clientela en los últimos meses. Muchas personas han dejado de acudir con frecuencia a estos establecimientos, ya sea por miedo al contagio o porque su situación económica no se lo permite. Y lo mismo en otros sectores afectados como el de las academias de formación.

plan ayudas directas

¿Quienes van a recibir las ayudas directas?

Según se desprende del Real Decreto-Ley 5/2021, de 12 de marzo, esta tanda de ayudas públicas de carácter directo va a ir destinada a autónomos y empresarios que se hayan visto especialmente afectados por la pandemia. Siempre y cuando su volumen de facturación haya descendido, al menos, un 30% en comparación con los datos de 2019, y pertenezcan a algunos de los 95 epígrafes del CNAE reflejados en la norma.

Esto quiere decir que, todos aquellos autónomos que no trabajen en los sectores “elegidos” no van a recibir las ayudas directas, aunque su facturación haya caído más de un 30% con respecto a los datos de 2019.

A efectos prácticos esto implica dejar a muchos sectores sin ningún tipo de protección o ayuda. Sectores que, además, dan cabida a unos 200.000 autónomos que están pasándolo especialmente mal y que tienen empleados a su cargo.

Los sectores excluidos

Llama la atención que en la mayoría de los sectores excluidos del acceso a las ayudas directas trabajen básicamente autónomos y que no se haya pensado en ellos. Aunque la lista es larga, conviene tener presentes a los siguientes sectores:

Peluquerías y centros de estética, autoescuelas, academias y centros de formación no reglada, comercio de souvernirs, establecimientos de decoración, comercio de repuestos de automóvil, talleres mecánicos, floristerías, empresas de limpieza, estaciones de servicio, agencias de publicidad, industria textil, comercio al por mayor no especializado, agentes comerciales, fabricantes de electrodomésticos y fabricantes de productos de plástico entre otros.

Los afectados no entienden la razón de su exclusión, ya que muchos de los autónomos que trabajan en estos sectores están en disposición de demostrar que su facturación ha caído incluso más del 30%.

ayudas directas pymes

Así se lo han tomado los excluidos de las ayudas públicas

La noticia no ha sentado nada bien, ya que muchos autónomos veían en estas ayudas una buena opción para poder capear el temporal y resistir hasta que la crisis termine de pasar. Y cuál no ha sido su sorpresa al darse cuenta de que muchos han quedado directamente excluidos de la posibilidad de poder acceder a las ayudas.

En el caso de los negocios de peluquería y los centros de estética la decisión del Gobierno les parece totalmente inexplicable, máxime si tenemos en cuenta que en lo que va de pandemia se han cerrado más de 50.000 establecimientos de este tipo en todo el país y los que subsisten afrontan pérdidas de facturación que superan, en muchos casos, el 40%.

Tampoco los profesionales de las floristerías están conformes. A las pérdidas que ya llevaban acumuladas durante todo el año 2020 hay que sumarle que los cierres perimetrales por el puente de Todos los Santos implicaron pérdidas de mercancías por más de 3.000 euros en muchos negocios.

Otro de los sectores que tampoco entiende su exclusión de las ayudas directas es el de las tiendas de souvenirs. Su facturación depende casi al 100% de los turistas que visitan las ciudades. Con las fronteras internacionales cerradas y los confinamientos perimetrales, el número de turistas ha descendido drásticamente. El resultado es que la bajada de facturación supera en muchos casos el 50%.

¿Llegarán ajustes en estas ayudas?

La mayoría de las asociaciones que representan a los autónomos han demostrado su descontento con la regulación de las ayudas. Y muchos de los profesionales afectados están organizando ya diferentes tipos de movilizaciones.

Parece que la presión que están ejerciendo los profesionales del RETA está empezando a dar resultados y desde el Gobierno se ha abierto la puerta a una posible rectificación con respecto a los sectores que pueden acceder a las ayudas.

Desde el Ejecutivo han señalado que los sectores beneficiarios de las ayudas directas han sido elegidos teniendo en cuenta aquellos en los que más ERTEs se han producido. Sin embargo, admiten que puede haber errores y se muestran dispuestos a hacer algunos ajustes.

ayudas para negocios pandemia

Las ayudas llegan rodeadas de polémica

El camino de las ayudas directas no está siendo fácil. Si la exclusión de ciertos sectores ha cabreado a muchos autónomos, tampoco las Administraciones Públicas están demasiado contentas.

El dinero de las ayudas va a ser entregado por el Estado a las Comunidades Autónomas, para que sean estas a través de sus organismos competentes las que reciban las solicitudes y entreguen la subvención a los beneficiarios. Pero esto ha molestado a los ayuntamientos, que se sienten dejados de lado.

Numerosos ayuntamientos han reclamado al Ejecutivo central que se les tenga en cuenta en el reparto de las ayudas, ya que ellos tienen un contacto más directo con los empresarios y los autónomos de su zona y pueden contribuir en la entrega del dinero.

Mientras tanto, algunas Comunidades Autónomas como la de Madrid siguen estableciendo planes de ayudas directas por su cuenta. En el caso de Madrid la idea es poder ofrecer ayudas directas a fondo perdido de entre 3.000 y 200.000 euros a negocios que pertenezcan a sectores excluidos de las ayudas estatales.


- Publicidad -