viernes, 3 diciembre 2021 17:53

El Banco de España ganó más de 1.700 M€ gracias a la revalorización del oro

El Banco de España (BdE) se apuntó 1.718 millones de euros de plusvalías gracias a la revalorización del precio del oro en 2020. Así, el organismo bancario español se benefició de la naturaleza de activo refugio del mineral tanto para afrontar las fuertes caídas bursátiles durante la crisis, como su característica de activo de reserva de valor frente a tensiones inflacionistas provocadas por fuertes expansiones monetarias ejecutadas por los bancos centrales. Unos elementos que o inquietaron a los inversores con fuerza (en el caso del primero) o todavía lo hacen (el segundo).

Así, el valor agregado de las reservas de oro del BdE a finales de 2020 ascendió a 13.127 millones de euros, frente a los 11.409 millones que sumaba un año antes. La fuerte revalorización, de cerca del 15%, se debe exclusivamente al aumento del precio del mineral a lo largo del año, ya que la entidad supervisora no ejecutó ninguna operación de compraventa.

«En relación con el oro, se ha producido un incremento de 1.718,22 millones en las plusvalías no realizadas, como consecuencia del incremento de su precio de mercado (que ha pasado de 1.354,10 euros por onza a fin de 2019 a 1.543,88 euros por onza a fin de 2020)», explica en sus cuentas anuales publicadas recientemente el BdE.

La contabilización del valor de las existencias de oro en el organismo bancario se ejecuta el último día de cada mes respecto al precio de mercado en euros de la onza troy de oro fino. Así, las plusvalías o las minusvalías no realizadas (excepto en caso de minusvalías a fin de año) se reflejan en una cuenta de ajuste, con abono o adeudo, respectivamente, a una cuenta de revalorización o de pérdidas.

EL BANCO DE ESPAÑA GANÓ 2.134 M€ en 2020

La revalorización del oro permitió al BdE consolidar sus beneficios a lo largo del 2020. Así, la entidad obtuvo un beneficio neto de 2.134,58 millones de euros, lo que supone un 5,23% menos que un año antes. Una caída que se explica por la reducción de los ingresos netos por comisiones de hasta un 24%, hasta 4.637,51 millones de euros. Además, del incremento de las dotaciones y el exceso de provisiones para la cobertura de riesgos financieros que se elevaron a 3.106,83 millones en 2020.

Una parte de esos beneficios ya han sido transferidos al Tesoro Público. De hecho, el BdE destaca el ingreso efectuado ascendió a 1.304,31 millones y se abonó a principios de diciembre de 2020. La cifra supera en 38,4 millones a la del ejercicio anterior y equivale al 70% de los beneficios acumulados por el BdE hasta el 30 de septiembre de 2020. El resto de las ganancias obtenidos por la firma se ingresarán próximamente al organismo público.

Por último, sorprendió también con fuerza el notable incremento de los depósitos en euros mantenidos por las entidades de crédito de la zona euro. En concreto, la cifra se disparó un 134% hasta superar los 253.000 millones debido a las fuertes inyecciones de liquidez del BCE, incluido los programas de apoyo financieros como el LTRO III. Además, los depósitos en euros de otros residentes en la zona del euro ascendieron a 21.291,04 millones de euros, un 18,6 % más, y los pasivos en euros con no residentes en la eurozona crecieron también un 60,8 %, hasta 4.247,11 millones de euros.


- Publicidad -