martes, 13 abril 2021 1:00

Lidl y Carrefour batallan por atrapar al cliente bio, regionalista y ahorrador

La pandemia ha cambiado las ventas del comercio minorista y los hábitos de los consumidores. De cara al futuro, los consumidores tienen muy claras cuáles van a ser sus preferencias: mayor intención de ahorro en la compra, aumentar el gasto en productos regionales, y opciones saludables. Tres campos en los que Carrefour y Lidl ya están batallando.

En concreto, y según un estudio de McKinsey & Company y EuroCommerce, un 44% de los consumidores españoles quiere ahorrar en la compra; uno de cada tres espera aumentar su gasto en productos regionales; y un 26% apuesta por las opciones saludables.

Poniendo el foco en el ahorro, Carrefour acaba de bajar los precios a más de 1.000 productos de su propia marca. Por si fuera poco, ha situado otros 600 artículos de marcas propias y nacionales por debajo del euro (0,99 euros). Alimentación envasada, productos frescos, limpieza e higiene son los elegidos por la enseña francesa, sabedora de que son los que más suelen demandar los consumidores.

Lidl no le va a la zaga. Ha hecho de las rebajas de precio su razón de ser. Y le está dando la razón, ya que ha logrado incrementar su cuota de mercado y arrebatar la tercera posición del podio a DIA en 2020. Creció 0,5% puntos y alcanzó el 6,1% de cuota. Durante 2021, la cadena alemana no ha frenado. Así, por ejemplo, lanzó ‘Empieza el ahorro’ en enero. Descuentos y ofertas que supuso para el cliente un ahorro de más de 10 millones de euros. El único requisito era tener la app Lidl Plus. Una manera, además, de fidelizar a los clientes.

CARREFOUR Y LIDL LUCHAN POR EL BIO

“Los retailers de alimentación que tomen medidas eficaces para hacer frente a los grandes cambios, como el crecimiento del canal online o el interés de los consumidores por productos saludables, tienen una oportunidad única de ganar cuota de mercado”, afirma Sebastián Giménez, socio en McKinsey & Company.

Por eso, otro de los campos de batalla para los próximos meses será el bio. Lidl ha logrado durante el último lustro una penetración en los hogares españoles del 40%. La diversificación y la ampliación de cartera se ha triplicado durante ese periodo. Según Kantar World Panel, 5,2 millones de hogares ya compran productos ecológicos en la cadena alemana. Traducido a clientes, 1,1 millones. Es la segunda enseña en cuota de mercado bio.

El cajón más alto del podio es para Carrefour. Entre otras razones, porque son más de tres los lustros los que lleva apostando por este segmento. La cadena francesa tiene en sus lineales más de 2.000 productos, propios y de terceros, con esta etiqueta que abarca desde la alimentación, pasando por los productos de higiene, hogar y textil. Durante los dos últimos años, ha lanzado incluso más de 500 nuevos productos de marca propia. Incluso tiene varios establecimientos dedicados en exclusiva.

TYPICAL SPANISH

Más barato, más saludable… y más de aquí. Otro campo de batalla en el que Lidl y Carrefour también están poniendo en valor sus armas. Así, el volumen de compra española de Lidl asciende a más de 4.600 millones de euros. Dicho de otra manera, supera el 70% del total de la oferta de la cadena alemana. Trabaja con más de 750 proveedores made in Spain, a los que también sirve de plataforma para dar el salto el exterior. En concreto, así lo hace para más de la mitad de ellos.

En este campo, Carrefour le sigue ganando la partida a Lidl. Así, más del 92% de los productos de alimentación que comercializa son de origen español. Trabaja con 8.300 empresas nacionales, la mayor parte pymes, a las que también acompaña en su aventura internacional.

“La velocidad y la magnitud de estos cambios cambiarán las cartas y crearán nuevos ganadores y perdedores”, concluye Sebastián Giménez. Tanto Lidl como Carrefour ya están jugando sus bazas.


- Publicidad -