martes, 13 abril 2021 8:43

Century 21 New Estate, la inmobiliaria que sube ventas pese al covid

La venta de pisos se desplomó un 25% durante el pasado año. La pandemia hizo estragos. Los turistas dejaron de venir, miles de personas perdieron sus empleos y otros tantos en ERTE, mermando también los ahorros. Además, a esta caída, en Barcelona y otras grandes ciudades contribuye la búsqueda de pisos más amplios en el extrarradio.

El Covid-19 ha tenido efectos negativos en la mayoría de las inmobiliarias, pero no ha sido el caso de Century 21 New Estate, integrada en el holding Homes Experience Group, que ha obtenido un resultado positivo en pleno temporal adverso. La oficina principal de la marca en Barcelona ha logrado el récord histórico de ventas de la red Century España.

“No ha habido aumento de venta de pisos en Barcelona. Todo lo contrario, han caído un 25%. Sin embargo, con la estrategia que hemos implementado en Century 21 New Estate, hemos conseguido subirlas”, ha explicado el fundador y CEO de la compañía, Javier Ortega, en declaraciones a MERCA2. En el último año, ha pasado de las 400 a las 450 transacciones, un 12% más, en plena oleada vírica.

Según ha explicado Ortega, el covid-19 ha afectado negativamente a este negocio, pero “el que se ha sabido adaptar, como en nuestro caso, lo ha conseguido“. En este sentido, ha implementado una estrategia basada en la lectura del mercado, la contratación de un nuevo director de markéting, aumentar la presencia digital con el fin de generar ‘leads’ de clientes vendedores, un aumento del valor añadido para los agentes inmobiliarios para que puedan crear más negocio comprando herramientas que les ayudan a desarrollar su negocio, entre otras cuestiones.

LA DIGITALIZACIÓN, LA CLAVE

De cara al próximo 2025, las previsiones apuntan a una facturación de nueve millones de euros y sumar 250 agentes inmobiliarios en un plazo. “Gracias al esfuerzo de todo el equipo que forma parte de la empresa hemos conseguido aumentar la facturación en un año crítico”, ha explicado el empresario inmobiliario. “En el que la pandemia ha generado una caída de las ventas alrededor del 25% en el sector inmobiliario”, ha indicado.

La franquicia, que empezó su trayectoria a finales de 2016, ha logrado colocarse en lo más alto de la red Century 21 España en un corto período de tiempo. Ortega, indica que “todo esto ha sido gracias a decisiones clave tomadas durante la pandemia, como digitalizar los procesos o implementar una estrategia de marketing digital 360″.

Según un informe de mercado de Engel&Völkers, el distrito más caro de Barcelona es Les Corts durante el año de la pandemia. Los inmuebles gestionados por esta compañía en Barcelona alcanzan de media los 4.478 euros por metro cuadrado, pero en algunas zonas se han encarecido debido a la superficie de las viviendas y su ubicación. Esta firma apunta a una recuperación de ventas, tras las caídas registradas el pasado año.

LOS EXTRANJEROS INTERESADOS EN LAS ZONAS NOBLES

“Ante la imposibilidad de viajar, los clientes estatales han tomado el relevo de muchas de las transacciones hechas en la ciudad”, ha explicado Oriol Canal, director de Engel&Völkers. “Aunque la demanda de vivienda de alto ‘standing’ se ha resentido por la disminución de inversores, el producto bien ubicado y con un descuento de entre el 5% y el 10% se ha vendido a inversores catalanes y familias que han aprovechado la bajada de precios para comprar en su localización preferida”, ha señalado.

La mayor parte de las operaciones realizadas por extranjeros se han realizado en El Eixample, el distrito situado en las zonas más céntricas. Los precios en este distrito superan los 4.904 euros en las ventas, mientras que el alquiler se sitúa en los 18,1 euros.

Las zonas de Les Corts situadas junto a la Diagonal próximas al centro comercial de L’Illa y El Corte Inglés han aumentado las transacciones a precios más elevados, hasta casi los 5.400 euros, mientras que el alquiler se sitúa en los 19 euros.

El distrito de Sant Martí tiene un mayor interés por parte de los extranjeros que buscan playas. La elevada demanda en esta zona ha impedido la caída de precios.

Los extranjeros disminuyen las compraventas en Ciutat Vella, uno de los distritos con mayor inseguridad de Barcelona. Los precios están en caída, y atraen a los residentes de otras zonas de la Ciudad Condal.


- Publicidad -