viernes, 24 septiembre 2021 10:57

Los supermercados regionales dan un sorpasso a los gigantes de la distribución

Los conocidos como supermercados regionales han hecho su agosto durante la pandemia. La declaración del estado de alarma, con las pertinentes restricciones de movilidad, dispararon sus ventas. Ventas que han sostenido a Eroski como quinto distribuidor a nivel nacional (5,8% de cuota de mercado), y que ha fortalecido la séptima posición de Consum (2,8% de cuota), por ejemplo. Y todo gracias a crecimientos a doble dígito a los que nos han llegado los gigantes del sector.

De todos los supermercados regionales que hasta ahora han presentado resultados, quien ha logrado impulsar más sus ventas en el año de la pandemia ha sido Uvesco. El grupo guipuzcoano, propietario de los supermercados BM y Super Amara, acabó 2020 con una facturación de 954 millones de euros. Se trata de un 23% más respecto a 2019. Además, su cuota de mercado aumentó 1,08 puntos.

Tras Uvesco, quien tuvo un crecimiento también de dos dígitos fue Fragadis. La cadena tarraconense aumentó su facturación un 17,7%, para llegar a los 304,4 millones de euros desde los 258 millones del año anterior.

La hipotética medalla de bronce sería para Supsa Supermercat Pujol, propietaria de la cadena de supermercados Plusfresc y que lidera la superficie de venta en la provincia de Lleida. En su caso, el incremento fue de la facturación fue del 15,5%, para alcanzar los 195,5 millones de euros.

DIA Y CARREFOUR NO LLEGAN

Los tres casos anteriormente descritos no son los únicos entre los supermercados regionales. Semark AC Group, propietario de las cadenas Lupa y Top Cash, vio engordar su facturación un 15,3% respecto al año anterior. Pasó de los 587 millones a los 677 millones de euros. Por lo que respecta al grupo gallego Froiz, su cifra de negocio dio un salto del 11,2%. Superó los 756 millones tras venir de unas ventas de 680 millones del año anterior. Triplicó su crecimiento.

También creció por encima de los dos dígitos grupo MAS. El distribuidor andaluz facturó 448,5 millones de euros, un 10,7% más que un año antes, cuando vendió por valor de 405 millones. Por último, la cadena catalana Bon Preu se quedó a la puerta de los dos dígitos: 9%. Traducido a euros, superó los 1.600 millones.

Dado su tamaño, y su expansión por todo el territorio nacional, las ventas de DIA o Carrefour, por ejemplo, fueron superiores en volumen, pero no consiguieron crecimientos de dos dígitos. Así, la cadena a los mandos de Mikhail Fridman llegó a facturar 4.508,8 millones de euros. Un 7,9% más, pese a contar con el 7,5% menos de tiendas. DIA ha perdido el 0,6% en cuota de mercado, perdiendo la tercera posición en favor de Lidl y su política agresiva de precios.

Por lo que respecta a la multinacional francesa, Carrefour consiguió un récord de ventas en España. Facturó 10.013 millones de euros. Se trata de un 7,1% más que un año antes. Y eso que contó con el hándicap de que los hipermercados se vieron condicionados por las limitaciones de movilidad, lo que provocó que muchos clientes no pudieran desplazarse a este tipo de centros, situados más en el extrarradio de las ciudades. La adquisición de Supersol refuerza su apuesta por la proximidad.

LA APUESTA DE LOS REGIONALES

Fue en el momento más duro de 2020, en el del confinamiento puro y duro, cuando los supermercados regionales elevaron más sus números. En concreto, de marzo a junio, aumentaron sus ventas un 26,2%. Durante la desescalada, ese porcentaje bajó hasta el 22,1%. En lo que se llamó como Nueva Normalidad, el descenso se acentuó: 10%. Remontó durante la segunda ola (12,2%), y volvió a flojear en Navidad: 6,8%.

De cara a 2021, Uvesco invertirá 45 millones de euros para abrir diez nuevos supermercados propios y otras diez nuevas franquicias BM Shop. Por lo que respecta a Grupo MAS, su plan estratégico (que llega hasta 2025) prevé reformar 50 tiendas y abrir otras tantas. Fragadis, por su parte, espera superar las 200 tiendas propias en 2021, y Bon Preu abrirá cuatro más.


- Publicidad -