martes, 13 abril 2021 3:08

ACS y Ferrovial desinflan sus plantillas: casi 20.000 empleos menos

ACS, el grupo presidido por Florentino Pérez, arrancaba 2020 con 190.431 empleados. A la conclusión del mismo, esa cifra ha caído un 4,5%, para situarse en 181.699. Es decir, en el año de la pandemia, la plantilla ha menguado en 8.732 personas.

En el caso de Ferrovial, la compañía presidida por Rafael del Pino ha pasado de 89.968 personas a 80.119. Se trata de una reducción del 10,9%. En su caso, la plantilla ha disminuido en 9.849 personas.

A prima vista podría achacarse a los efectos de la pandemia esta. Sin embargo, en ambos casos, ha sido la venta de una serie de activos la causante de una caída de la plantilla de 18.581 personas si se suman tanto a ACS como a Ferrovial.

ACS llevó a cabo desinversiones por más de 9.000 millones de euros. Se desprendió, por ejemplo, del 75% de la empresa que engloba a sus proyectos fotovoltaicos en España por 325 millones de euros. También del 74% de seis concesiones de peaje en la sombra, o del 50% de la minera Thies por más de 1.300 millones. El grupo a los mandos de Florentino Pérez vendió por casi cinco veces más que el resto de las constructoras cotizadas.

La venta de Cobra será su próximo paso. Y, aparte de suponer unos ingresos de 5.200 millones de euros (esa es la oferta que ha hecho la francesa Vinci), supondrá un trasvase de plantilla. En concreto, unos 26.000 empleados repartidos en más de una cincuentena de países.

ACS, FERROVIAL Y LA COMPETENCIA

Junto a ACS, Ferrovial ha desinflado su plantilla en 9.849 empleados. La compañía a los mandos de Rafael del Pino también se ha deshecho de algunos activos por más de 500 millones de euros. El más representativo de todos, la venta de Broadspectrum (288 millones de euros).

Pero también se ha desprendido de su participación del 49% en la autopista portuguesa Norte Litoral, y del 48% en la Via do Infante. La suma de ambas superó los 170 millones de euros. En cartera tiene todavía la venta de su división de Servicios. La misma está compuesta por unas 59.000 personas, si descontamos los cerca de 10.000 que conformaban Broadspectrum. De esa cantidad, unas 42.000 trabajan en España en conservación de carreteras, alumbrados eléctricos, tratamientos de residuos, hospitales…

El resto de constructoras españolas también llevaron a cabo desinversiones. Sin embargo, con la excepción de Acciona, el resto (FCC, OHL y Sacyr) lograron incrementar sus plantillas. En concreto, la compañía presidida por José Manuel Entrecanales, pasó de 39.699 empleados, a 38.355. Es decir, un 3,3% menos). En números, 1.344 trabajadores menos. Acciona, por ejemplo, vendió sus participaciones en ocho activos concesionales en España, desde autovías, a hospitales, e incluso, una facultad.

OHL A LA CABEZA

Quien ha visto crecer más su plantilla durante 2020 ha sido OHL. La compañía, a los mandos ahora de los hermanos Amodio, incrementó su plantilla un 8,7%. Desde su llegada, la compañía firmó nuevas adjudicaciones por más de 1.200 millones de euros.

OHL concluyó 2019 con 18.782 empleados y, un año después, engordó esa cantidad hasta los 20.425 trabajadores. La constructora arrancó 2021 con 13.933 trabajadores fijos (un 11% más respecto a los inicios de un año antes) y 6.492 eventuales (un 4,1% más).

Tras OHL, quien creó más empleo fue Sacyr. La firma dirigida por Manuel Manrique pasó de 43.467 a 44.623 empleados (1.146 más). Por tanto, un crecimiento del 2,7%. El salto ha venido dado por el crecimiento en concesiones en mercados internacionales. Por último, FCC se mantuvo prácticamente igual. La masa laboral creció un 0,7%, y se acerca a los 60.000 empleados.


- Publicidad -