martes, 13 abril 2021 10:02

Génova, Ferraz, Las Ventas… el ladrillo político se pone precio

La esfera política española está viviendo un momento muy convulso en las últimas semanas. Tras anunciar el Partido Popular el abandono de su mítica sede en la calle Génova, y la convocatoria anticipada de elecciones en Madrid, los buques insignia de los principales partidos políticos generan expectación, pudiendo protagonizar grandes operaciones inmobiliarias.

Los expertos inmobiliarios ya cuentan con inversores interesados en hacerse con algunos de estos edificios, en caso de que sus actuales ocupantes decidan dejarlo libre. Por ejemplo, el edificio situado en la calle Génova 13, sede nacional del PP desde 1983, ya busca nuevo propietario, aunque no se descarta que el partido liderado por Pablo Casado se decante por alquilar sus más de 10.243 metros cuadrados distribuidos en nueve plantas de oficinas.

La esquina de la calle Génova con la calle Zurbano fue el palacete de los marqueses de Bermad hasta 1960, y en la década de los 70 Mapfre levantó en este terreno un edificio de oficinas de 6.811 m2. En 2007 el PP adquirió este inmueble pero, tras la victoria en las elecciones generales de 1982, acometieron obras en la sede para ampliar sus instalaciones.

Según recuerdan a MERCA2 fuentes cercanas al partido político, la zona noble de este edificio se encontraba en la séptima planta, que aglutinaba los despachos de los altos cargos. Una planta que solo un grupo muy reducido tenía permitido el acceso. Se trata de un edificio con mucha historia, de triunfos y derrotas electorales, así como de presuntas tramas delictivas, motivo por el cuál han decidido abandonar este edificio.

Por otro lado, este edificio despierta un especial interés entre inversores y empresarios ya que cuenta con cuatro plantas de aparcamiento para cerca de un centenar de vehículos, un valor añadido muy cotizado ya que la calle Génova se caracteriza por su escasez de parking. Sin embargo, estas mismas fuentes aseguran que estas plazas “son un tanto incómodas, es complicado aparcar en ellas”. Una cuestión que no impide que varias compañías dedicadas al alquiler de plazas de párking ya hayan mostrado su interés.

En cuanto al precio medio del suelo, en el distrito de Chamberí se sitúa en los 5.247 €/m2, una de las zonas más tensionadas de la ciudad, teniendo en cuenta que en la zona Centro se mantiene en los 4.830 €/m2. Según un experto inmobiliario consultado por este medio, la venta de este singular edificio podría oscilar entre los 40 y los 50 millones de euros, aunque algunos medios creen que el partido podría embolsarse hasta 70 millones.

Chamberí se sitúa como una de las zonas prime más cotizadas de la capital, con una alta demanda en residencial y oficinas. La calle Génova es una calle de alto poder adquisitivo y su comercio es mayoritariamente basado en la hostelería, enfocado en las reuniones de negocios y servicios para los trabajadores de las oficinas de la zona.

Además, esta calle hace las veces de línea divisoria entre los barrios de Justicia y Almagro, pertenecientes al distrito Centro y al de Chamberí, respectivamente. Por lo que sus precios pueden variar, dependiendo a la altura de la calle que nos encontremos pero, sin duda, su zona más costosa es la más cercana al eje Recoletos-Prado.

FERRAZ 70 POR 30 M€

Otro edificio emblemático de Madrid es la sede nacional del PSOE ubicada en la calle Ferraz 70. Se trata de una zona muy castiza y con un poder adquisitivo alto. El mercado residencial es premium, y un claro ejemplo es la zona de Pintor Rosales.

Actualmente no existen noticias oficiales de que el partido liderado por el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se esté planteando mudarse a otro inmueble, pero los expertos empiezan a hacer sus cálculos.

La sede de los socialistas cuenta con cerca de 5.000 m2 de superficie, e incluye un párking subterráneo para 90 plazas de aparcamiento. Según los expertos, su precio de venta podría rondar entre los 25 y los 30 millones de euros, una cifra muy por debajo de lo que conseguirían los populares por su edificio.

La calle Ferraz va desde Plaza de España (antes denominada Plaza de San Marcial) hasta la intersección con el Paseo de Moret. Y se sitúa como una paralela al Pase del Pintor Rosales, una vía que aglutina muchos vecinos adinerados y una restauración de alto standing. El precio medio del suelo en esta zona se sitúa en los 3.977 €/m2, casi 2.000 euros por debajo de la calle Génova.

CS RECORTA SU PRESUPUESTO

La formación liderada por Inés Arrimadas está registrando pérdida de escaños, tanto a nivel nacional como autonómico, como los 30 escaños perdidos en las últimas elecciones catalanas. Este descenso se traduce en un tijeretazo en el dinero público que percibe, y esta situación hace pensar que podría barajar cambiarse de sede nacional con el objetivo de abaratar costes.

Su buque está ubicado en un singular edificio en la calle Alcalá 253, junto a la mítica plaza de toros de Las Ventas. Desde la formación insisten en que no barajan la opción de mudarse ya que se encuentran en régimen de alquiler, con una renta aproximada anual de unos 350.000 euros.

El edificio, propiedad de la aseguradora Caser, cuenta con una superficie de 2.300 m2, y actualmente Ciudadanos ocupa la totalidad de las cinco plantas, que lucen los colores del partido.

En el caso de apostar por la mudanza, Caser podría encontrar un comprador dispuesto a pagar entre 4 y 5 millones de euros. Pero no más, ya que se trata de una zona más clásica, cuyo suelo cuesta unos 2.940 euros/m2, y el edificio no cuenta con aparcamiento.


- Publicidad -