miércoles, 21 abril 2021 0:18

Los productos de CBD ya se venden en aeropuertos

Ya se pueden ver los primeros productos de CBD en máquinas expendedoras de aeropuertos estadounidenses. ¿Cuánto tardarán en llegar a Europa?

Los aeropuertos internacionales hace años que están plagados de máquinas expendedoras automáticas. Estas máquinas dejaron de vender simplemente golosinas, snacks y refrescos hace mucho tiempo, diversificando bastante su oferta.

Ahora, la variedad de productos disponibles en estas máquinas está dando un nuevo giro y adaptándose a lo que parecía una moda, pero que ahora ha dejado de serlo para convertirse en toda una realidad: El CBD.

Con la creciente legalización de los productos con CBD, el comercio minorista de máquinas expendedoras está adoptando dichos productos y, en algunos casos, los está sustituyendo por los artículos que ya eran clásicos, como objetos de viaje o pequeños accesorios informáticos o de audio.

Las compañías de vending estadounidenses han diversificado su oferta, en parte, porque entienden a la clientela de un aeropuerto. En ellos se dan cita una gran variedad de visitantes que salen con dinero a disfrutar de sus vacaciones, y que les gusta probar y disfrutar de aquello que está de moda o en auge. También influye en la decisión la posibilidad de poder comprar CBD ya legalmente y de forma desatendida en EE. UU. mediante máquinas.

El CBD también ayuda a reducir la ansiedad al volar

Otro de los factores que han animado a las compañías minoristas que trabajan en aeropuertos a apostar por el CBD son los recientes estudios que han comprobado que el uso de CBD ayuda a mejorar los problemas de ansiedad y miedo a volar, haciendo posible el disfrute de un viaje mucho más relajado.

Es habitual que, entre aquellos que por trabajo suelen coger regularmente un avión y realizan varios viajes semanales, ya se utilicen las flores de CBD a modo de relajante. Su administración se da principalmente en forma de vaporización una hora antes de salir hacia el aeropuerto, aunque en los países donde su ingesta también está autorizada, es frecuente su uso en formato píldoras, gominolas y cigarrillos.

La realidad es que este uso terapéutico evita que aquellas personas con aerofobia dependan de medicamentos o de sedantes que les posibiliten poder coger un avión, permitiéndoles incluso viajar en solitario, situación que a muchos de ellos les resultaba imposible hasta ahora.

En Europa, la UE ya ha dado el visto bueno y permite la comercialización de estos productos en todo su territorio, por lo que no sería nada extraño que en los próximos meses empecemos a ver aquí también este tipo de productos en las máquinas expendedoras de los aeropuertos.

Y al ritmo que está creciendo el sector del CBD a nivel global, dentro de poco será difícil encontrar un vuelo en el que no viaje ningún pasajero que no haya hecho uso de estos productos antes de subir al avión. Solo el tiempo podrá decir lo acertado de esta predicción.


- Publicidad -