martes, 7 febrero 2023 19:01

4 cosas que debes tener muy claras si vas a comprar un negocio

A la hora de emprender no siempre tenemos que hacerlo directamente desde cero, también tenemos la opción de comprar un negocio. Esto nos permite entrar de lleno en un sector a través de un negocio que ya está en marcha y que tiene sus propios proveedores y también una clientela fija.

Pero cuidado, porque esto no quiere decir que podamos saltarnos pasos propios del emprendimiento como la elaboración del plan de negocio. Porque vamos a tener que realizar una serie de ajustes para adaptar el proyecto a nuestra forma de trabajar y a los objetivos que nos hemos planteado. 

Si se te ha despertado el espíritu emprendedor y has decidido adquirir un negocio que ya está en marcha, aquí te traemos cuatro consejos que te ayudarán a la hora de analizar las diferentes posibilidades que te ofrece el mercado y a tomar tu decisión.

pasos para comprar un negocio

Al comprar un negocio no dejes de lado tu pasión

Se suele decir que hay que emprender más con la cabeza con el corazón, pero esto no quiere decir que te tengas que meter de lleno en un sector y una actividad que no te gustan simplemente porque así podrías ganar más dinero.

Si una de tus razones para tener tu propio negocio es ser tu propio jefe y poder dedicarte a algo que te llene. ¿Para qué vas a meterte en un proyecto que no te gusta o que no cuadra con tus habilidades o intereses? En la mayoría de los casos esto solo podría llevarte directo al fracaso, porque no sentirías ni pasión ni ilusión por lo que haces.

Llevar a cabo el traspaso de un negocio puede ser una muy buena forma de empezar a trabajar por tu cuenta, pero procura escoger una actividad que de verdad te interese. Porque si amas lo que haces lo tendrás mucho más fácil para alcanzar el éxito y para superar todos los obstáculos que puedan aparecer en tu camino.

Quizá siempre hayas soñado con tener tu propio bar de tapas, con ponerte al frente de una tienda de ropa o con dedicarte a escribir en tu blog y ganar dinero con ello. Hay negocios en venta de todo tipo, solo tienes que buscar un poco y encontrarás muchas opciones dentro del sector que te interesa.

consejos comprar un negocio

Investiga a fondo, no te conformes con lo primero que veas

Una vez que tienes claro cuál es la actividad que te interesa, es hora de buscar negocios en venta dentro de ese sector. En algunos casos habrá más y en otros menos. En este sentido, las Cámaras de Comercio y los organismos de apoyo a las pymes y autónomos locales son buenos sitios para encontrar posibles opciones si piensas en comprar un negocio.

A la hora de emprender no deberías verlo todo desde una perspectiva cómoda. Quizá dentro de tu radio de acción no esté en venta el tipo de negocio que te interesa, pero puede que sí lo esté en otra ciudad. Así que valora si te compensa moverte o si prefieres seguir esperando una buena oportunidad más cerca de casa.

Incluso aunque haya pocos negocios en venta en el sector que te interesa, no te limites a quedarte con la primera opción porque pienses que no vas a encontrar nada más. Como luego veremos, la decisión tiene que ser meditada y después de realizar un buen análisis, así que tómatelo con calma.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es predefinir tu presupuesto. Adquirir un negocio ya montado y en funcionamiento puede ser más o menos caro en función de la situación del profesional que esté al frente del mismo, de la situación económica del negocio, y hasta de sus activos, pero siempre hay margen para la negociación.

Emprender con un sobreendeudamiento importante puede llegar a ser un grave error que lastre tus posibilidades de éxito, así que procura ajustarte lo máximo posible a tu presupuesto inicial.

emprender

Inspecciona a fondo el negocio que quieres comprar

Después de una búsqueda más o menos larga seguro que encuentras un proyecto que te interesa, y llega el momento de negociar. Pero para poder tomar una decisión de compra definitiva y fijar el precio límite máximo que estás dispuesto a pagar al comprar un negocio tienes que conocer a fondo la situación del que deseas adquirir.

Para ello es aconsejable celebrar una reunión con el propietario actual y pedir ver el libro de cuentas del año en curso y también de los dos años anteriores. Esto te permite tener una idea más clara sobre la rentabilidad. Cuando se trata de este tipo de temas nunca te conformes con la palabra de alguien, exige que te muestren datos.Si el vendedor se niega, este es motivo más que suficiente para que pongas en duda lo que te dice. 

Tienes que informarte sobre todo lo relacionado con los aspectos económicos, no solo los ingresos que obtiene el negocio, también las deudas que pueda tener pendientes.

Otro aspecto a valorar son cuestiones técnicas como la antigüedad de los equipos, revisiones que hayan pasado o tengan que pasar, etc.

Cuanta más información tengas menos sorpresas desagradables te llevarás una vez que el negocio esté en tus manos. Además, este tipo de datos también te pueden ayudar a negociar el precio a la baja, argumentando las inversiones que vas a tener que hacer.

Y no te olvides de asegurarte de saber la verdadera razón por la que el negocio está a la venta, porque esto te puede servir para darte cuenta de si estás o no ante una actividad rentable.

Al comprar un negocio haz siempre tu propio plan 

Por muy bien que vaya el negocio, no te vas a quedar con él tal y como está. Seguro que quieres hacer algunos cambios. Por eso, es imprescindible que hagas un plan de negocio. Esto te ayudará a analizar la viabilidad de tu proyecto y también a tomar decisiones estratégicas.

No es lógico comprar un negocio y que tu primer día al frente del mismo sea exactamente igual que el último día del anterior propietario. Tu objetivo será aumentar la rentabilidad, así que tienes que hacer cambios y mejoras. En este sentido, cuanto mejor planificado lo tengas todo más fácil será tu primer día de trabajo.


- Publicidad -