martes, 13 abril 2021 4:46

Banco Sabadell apuesta por Incapto Coffe, la “antítesis de Nespresso”

La catalana Incapto Coffee es una de las últimas apuestas de Banco Sabadell. La startapp, fundada por Francesc Font, Quim Mach y Bea Mesas, ha recibido de la entidad 1,1 millones de euros, de los cuales 100.000 se han dedicado a inversión y el resto para deuda, a través de BStartup y de Sabadell Venture Capital. La empresa vende café molido y “máquinas superautomáticas” con el fin de eliminar el aluminio utilizado por otras conocidas marcas, una “alternativa sostenible”.

La empresa se dedica a la comercialización de café en grano, recogido y adquirido directamente en las fincas repartidas en 15 países, como Perú, Colombia, Etiopía e incluso Sumatra. Mesas, la única catadora oficial de café de la provincia de Tarragona, es el verdadero motor de la empresa. Su encargo es “supervisar las mezclas y la calidad, no inferior a los 80 puntos” de los estándares fijados, según apuntan fuentes de la compañía a MERCA2. Estos valores fijan un café especializado, pero más barato que el envuelto en cápsulas de aluminio.

La idea surge en un primer momento de Font, profesor universitario y experto en el mundo de las startapp, y Mach. Ambos buscaban un modelo de negocio “para poder dejar a sus hijos un mundo mejor”, según apuntan fuentes de la compañía a MERCA2. Su principal objetivo era acabar con las cápsulas de café. “Somos la antítesis de Nespresso“, se muestran orgullosas las mismas fuentes. Tal era la fijación por esta idea que ambos socios dejaron sus respectivos trabajos.

COMPRA DIRECTA DE CAFÉ, SIN INTERMEDIARIOS

La inversión será el punto de partida para su expansión internacional. La compañía tiene previsto usar estos fondos para entrar en Italia, Portugal y Francia. También tratarán de mejorar sus modelos de cafetera o crear pop ups en centros comerciales.

La entidad vende una cafetera automática y un sistema de suscripción de café en grano. La máquina lo muele y ofrece la bebida al instante. Es el mismo sistema, pero su valor añadido es que no genera residuos. En un inicio, la idea se centraba en los consumidores particulares, pero el interés de las empresas ha crecido rápidamente.

Incapto Coffe ha obtenido hasta ahora 1 millón de euros de inversión y 1 millón en venture debt, tras la entrada de Banco Sabadell, un montante destinado al ámbito comercial en toda España, tanto a nivel business to business (B2B) como business to consumers (B2C). También para 2021 está previsto su despliegue internacional en Italia, Portugal y Francia.

“Tenemos previsto un rápido crecimiento, con la fabricación de miles de nuestras máquinas automáticas y con compras futuras de café en verde para ser tostado en nuestra planta de Alcover”, ha afirmado Francesc Font, cofundador y co-CEO de Incapto Coffee.

500.000€ EN SEIS HORAS

BStartup ha puesto en valor la “apuesta por una solución adaptada a un mercado cada vez más concienciado con el medio ambiente y el reciclaje”. “Incapto Coffee es una alternativa al consumo de café en capsulas y cuenta con una gran tracción comercial tanto en canales B2C como B2B”, ha afirmado Laurent Arens, Investment Analyst de la aceleradora de Banco Sabadell.

Incapto Coffee ha recibido el apoyo desde su inicio diversos ‘business angels’, que junto a los socios fundadores aportaron un total de 200.000 euros. En septiembre de 2020 obtuvo 500.000 euros a través de la plataforma ‘The Crowd Angel‘. Aquella ronda fue una “locura”, recuerdan las fuentes. “Se captó el dinero en tan sólo seis horas, dejando a cerca de 300 inversores fuera de la ronda de financiación“, han indicado.

La startup cuenta también con el apoyo del mecanismo de garantía para pymes InnovFin, con el respaldo financiero de la Unión Europea bajo Horizon 2020 Financial Instruments.

LAS CONTAMINANTES CÁPSULAS DE ALUMINIO

Las tradicionales cafeteras utilizan cápsulas de aluminio para conservar el café, sin embargo este material es altamente contaminante a pesar de ser una de los mejores envasados. El principal problema radica en que no son biodegradables, y apenas se recicla ya que no tiene un contenedor fijo al contener materia orgánica. Depositar estas cápsulas en el contenedor amarillo supone un auténtico problema para las plantas de reciclaje. Se calcula que 100 años en reciclarse de forma natural.

Tal es la huella dejada por estas cápsulas que incluso el inventor de la idea ha dejado de utilizarlas. España es el tercer país con mayor consumo de café por cápsulas, tan sólo superado por Estados Unidos e Italia.

.


- Publicidad -