domingo, 11 abril 2021 23:46

Protestas frente a NH Hoteles: los trabajadores temen que cunda el ERE en el sector

Los representantes de los trabajadores reaccionan con dos convocatorias de movilizaciones frente a las intenciones de la cadena NH Hoteles que ha iniciado un ERE, planteando despidos colectivos en la central de reservas y en las oficinas centrales del grupo. Los sindicatos CCOO y UGT temen que la práctica de extender medidas provisionales, como el ERTE aplicado para mitigar el impacto de la crisis derivada del covid-19, a una reducción de plantilla definitiva se propague y cunda como solución en un sector turístico, especialmente tocado y afectado, como el segmento hotelero.

El grupo hotelero prevé despedir a unos 300 empleados, sobre todo en Madrid y Barcelona, según han informado fuentes sindicales, que lamentan que la empresa plantee este ERE después de haberse beneficiado de ayudas públicas como los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Los representantes sindicales en la negociación colectiva consideran que NH Hoteles ha iniciado este proceso de ERE, “queriendo aprovechar” la actual crisis provocada por la pandemia mundial del coronavirus “para menguar su plantilla y despreciando las otras herramientas que pudieran servir para amortiguar el gasto social, como pueden ser los ERTEs que se han venido aplicando”.

La posición de CCOO y UGT es de “rechazo frontal”, por lo que “vamos a exigir la retirada del expediente de regulación de empleo (ERE), pudiendo entonces negociar un ERTE con medidas temporales y que garanticen la estabilidad en el empleo, tal y como se ha venido haciendo en los ERTEs que aún están vigentes en esta empresa”.

“No podemos permitir medidas definitivas en una crisis temporal”, aseguran desde las organizaciones sindicales, que consideran “de todo punto inaceptable” que NH Hoteles se haya beneficiado de las medidas extraordinarias acordadas con sindicatos y patronal, “tanto en materia de costes salariales y de cotización, como de acceso a créditos especiales a través del ICO para, a renglón seguido, pretender despedir a una parte importante de los trabajadores”.

Desde CCOO y UGT insisten en la importancia de destacar que “estas ayudas, financiadas con dinero público, se acordaron para que nadie quedara desamparado” en esta crisis provocada por la actual pandemia, es decir, “para ayudar a las empresas y a los empleados a superar las dificultades y evitar la destrucción de empleo”.

Ambos sindicatos consideran este ERE “un ataque injustificado a la estabilidad del empleo, temiendo que esta práctica se extienda en el sector del hospedaje”. Por ello se han convocado concentraciones de protesta exigiendo la retirada del ERE frente al hotel NH Madrid Nacional, en el Paseo del Prado 48, el próximo día 10 de marzo, a las 11:00 horas y, una semana después, el día 17 de este mes, a la misma hora frente al hotel NH Madrid Príncipe de Vergara, en la calle Príncipe de Vergara 92.

Los convocantes reclaman una asistencia masiva estas concentraciones, tanto de los trabajadores afectados, así como de los delegados del sector del hospedaje, dada “la importancia y transcendencia de este expediente”.

SALVAGUARDAR LA VIABILIDAD EMPRESARIAL

La empresa ha explicado a través de un comunicado que ha iniciado este proceso “consciente” de su responsabilidad de gestión y de su “obligado compromiso” para salvaguardar la viabilidad empresarial.

“Si bien estas medidas siempre resultan difíciles y dolorosas, posponerlas solo habría servido para agravar la actual situación de la compañía, arriesgar su futuro y comprometer dentro de unos meses un número sustancialmente mayor de puestos de trabajo”, ha recalcado.

Así, según ha argumentado NH Hoteles, la transformación y la eficiencia han sido una constante en la gestión de la cadena hotelera, consciente de que, desde hace años, el sector hotelero se está reconvirtiendo, cada vez más afectado por factores como la digitalización de diferentes funciones, el teletrabajo o el desarrollo de los apartamentos turísticos.

Este cúmulo de factores ha dejado de “ser una amenaza” y se ha convertido en la inexorable realidad del negocio hotelero presente y futuro, según ha lamentado la empresa.

La cadena hotelera ha señalado que plantea esta decisión “desde el convencimiento de que es la mejor opción para los intereses de profesionales, clientes, accionistas, acreedores y empresa, incluido el propio empleo en la misma”. La compañía ha señalado que la documentación que conformará su correspondiente informe técnico será trasladada oportunamente tanto a la autoridad laboral como a las comisiones que se constituyan para la negociación.


- Publicidad -