martes, 20 abril 2021 18:39

Ibercaja ganó un 72% menos en 2020 tras provisionar 90,1 M€ por el Covid

Ibercaja obtuvo un beneficio neto de 23,6 millones en 2020, un 71,9% inferior al del ejercicio anterior, impactado por las provisiones adicionales de 90,1 millones realizadas para hacer frente a los posibles efectos adversos de la pandemia y por los gastos de 151 millones contabilizados por el expediente de regulación de empleo (ERE).

El esfuerzo del banco en la contención de los gastos recurrentes (-5,4%) logró compensar los menores ingresos recurrentes, de un -3,5%, que acusaron de nuevo el escenario de tipos de interés en mínimos históricos, y mantener, así, estable el beneficio recurrente antes de saneamientos.

En este entorno, en el que los tipos de interés continuaron marcando mínimos históricos, Ibercaja mantuvo un elevado nivel de actividad, incrementando los recursos de clientes en un 7,9%, hasta los 65.411 millones de euros, y continuó aumentando la solidez financiera de su balance, mejorando el ratio de capital CET1 Fully Loaded en 124 puntos básicos en el año, hasta el 12,6%. Además, mantuvo una elevada posición de liquidez, con 14.959 millones, y una cobertura de los activos problemáticos del 62,2%.

En un año marcado por la crisis de la Covid-19, Ibercaja Banco ha revalidado y reforzado su propósito corporativo ‘Ayudar a las personas a construir la historia de su vida, porque será nuestra historia’, desplegando numerosas medidas para atender las necesidades de sus clientes particulares, autónomos, pymes y empresas más vulnerables y apoyar a la sociedad, según destaca la propia entidad.

En el ámbito de clientes particulares, Ibercaja ha concedido 8.664 moratorias en préstamos por parte de clientes con dificultades para hacer frente a las cuotas de su endeudamiento como consecuencia de la crisis, la mayoría de ellas hipotecarias, ascendiendo el volumen concedido a 741 millones de euros, de los que permanecen vivos 366 millones.

El banco ha anticipado desde el inicio de la pandemia y sin coste alguno, sobre sus fechas habituales de cobro, las prestaciones de jubilación a sus clientes por 4.056 millones de euros y de desempleo por 635 millones.

También reforzó la atención desde los canales no presenciales a través del lanzamiento de ‘Ibercaja Próxima’, un servicio de gestión personalizada a distancia con 60 gestores de clientes digitales que trasladan la cercanía que caracteriza las relaciones presenciales del banco a los canales a distancia. En particular, las llamadas atendidas desde el call center aumentaron un 51%.

Para facilitar en los meses de confinamiento el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias, se suspendieron las comisiones por retirada de efectivo en cajeros de otras entidades financieras y las cuotas mensuales de los terminales en punto de venta de los comercios.

Ibercaja y sus Fundaciones accionistas pusieron en marcha diez plataformas solidarias mediante las que lograron recaudar cerca de un millón de euros en donaciones de particulares y empresas destinadas a ayudar a las personas más vulnerables a la crisis sanitaria.

Los recursos de clientes se han incrementado un 7,9% durante este ejercicio, hasta los 65.411 millones de euros, impulsados por el ahorro a la vista, que ha crecido un 15,8% en este periodo, y los activos bajo gestión y los seguros de vida.

El volumen de recursos fuera de balance se ha incrementado un 4,9% respecto a diciembre de 2019, hasta 1.375 millones de euros. Asimismo, el saldo gestionado en fondos de inversión creció en 1.268 millones de euros, situándose en 15.248 millones, un 9,1% por encima de la cifra de 31 de diciembre de 2019.

IBERCAJA GESTIÓN

Ibercaja Gestión es la segunda entidad en España por volumen de aportaciones netas, 1.167 millones de euros, un 58,7% superiores a las registradas en 2019, y ha avanzado 46 puntos básicos su cuota de mercado en el año hasta el 5,5%, nuevo récord histórico.

También la actividad crediticia ha experimentado un comportamiento destacado, con 6.424 millones de euros de nuevas formalizaciones, un 18,2% más que el año anterior, apoyado por la concesión de hipotecas por importe de 1.440 millones, un 25,6% superior a 2019, y por los préstamos a empresas no inmobiliarias, que aumentan un 32% interanual.

La entidad ha formalizado 1.830 millones de euros en operaciones de las Líneas ICO Covid, de las que un 82% se ha destinado a autónomos y pymes.

En cuanto al saldo de las moratorias vivas en préstamos a particulares concedidas para aliviar la situación de los clientes más vulnerables desde el inicio de la pandemia, por un total de 741 millones de euros, este importe ha retrocedido un 50,6% a final de año hasta los 366 millones, que representa un 1,2% del total del crédito bruto del Banco.

El total de clientes digitales crece un 10% en el año hasta alcanzar los 842.000 a 31 de diciembre, gracias al incremento de usuarios de la app móvil, en un 20,7%, y de Ibercaja Pay, un 148,4%.

MARGEN DE INTERESES

El margen de intereses se sitúa en 533,7 millones, un 2,5% inferior al del mismo periodo de 2019. Esta partida está condicionada por el entorno de tipos de interés negativos. Las comisiones totales ascienden a 375 millones de euros, lo que supone un retroceso interanual del 5% o 19,9 millones de euros.

La caída de los mercados en el primer cuatrimestre del año supone una disminución en las comisiones de revalorización de los fondos de inversión de 19,5 millones. No obstante, el incremento del saldo de los activos bajo gestión en los tres últimos meses ha impulsado las comisiones no bancarias un 16,4% con respecto al tercer trimestre, hasta 66 millones.

Los gastos totales aumentan un 19,7% debido a la imputación extraordinaria del coste total estimado del expediente ERE, pactado con la mayoría de la representación de los trabajadores, que asciende a 151 millones de euros.

Excluyendo este coste extraordinario, los gastos recurrentes retroceden un 5,4% interanual, compensando así los menores ingresos recurrentes (-3,5%) y manteniendo estable el beneficio recurrente antes de saneamientos (-0,2%).

Como resultado de la evolución de ingresos y gastos, el ratio de eficiencia recurrente de la entidad se ubica, a cierre de 2020, en el 62,5% y el resultado antes de saneamientos se cifra en 283,3 millones, un 13,2% por debajo del registrado en 2019.

Los Resultados por Operaciones Financieras (ROF) han experimentado un significativo aumento en el cuarto trimestre del año por la materialización de una venta de cartera de coste amortizado por 1.382 millones de euros. Las provisiones totales netas han sido 225,8 millones.

SOLIDEZ FINANCIERA

El Banco ha reforzado la solidez financiera de su balance, con una mejora del ratio de capital CET1 Fully Loaded de 124 puntos básicos en el año, hasta alcanzar el 12,6%, .

Asimismo, Ibercaja ha ampliado su ya holgada posición de liquidez, con un crecimiento de los activos líquidos de 3.492 millones, que permiten situar el ratio LCR en el 468%.

El banco ha logrado una reducción de los activos problemáticos brutos de 286 millones de euros. De este modo, la tasa de morosidad de la entidad ha seguido disminuyendo hasta el 3,2%.

Ibercaja ha incrementado el ratio de cobertura de los activos problemáticos en 10,5 puntos en el año hasta el 62,2%. El 37% de los ingresos recurrentes de Ibercaja proceden de la gestión de activos y el negocio de banca seguros así como una cartera crediticia más sólida y defensiva que el sector.


- Publicidad -