miércoles, 21 abril 2021 1:25

El regreso de Google News enfrenta en España a los medios históricos contra los nativos digitales

Siete años después de que Google News se apagara en España, (convirtiéndose en el primer país en cortarle el grifo), tras las quejas de competencia injusta por parte de los medios de comunicación que llevaron al Gobierno del PP en 2014 a aprobar una ley de propiedad intelectual que obligaba al buscador a pagar un porcentaje a las cabeceras por difundir sus noticias, el gigante tecnológico quiere volver a intentarlo en nuestro país. Después de que el tiempo haya confirmado la gran disrupción con la que Google y Facebook se llevan la mayor pieza del pastel frente a unos periódicos que han visto su modelo de negocio destruido, la prensa española está ante una nueva oportunidad para reconciliarse con el ‘enemigo’.

Pero no solo es a los medios a los que les puede interesar la exposición masiva y ordenada que ofrece este servicio, sino que Alphabet (matriz de Google) también necesita tomar acción contra las fake news, el clickbait y las noticias basura. La funcionalidad, que viene renombrada a nivel mundial como Google News Showcase, sería la forma con la que Google intentará ofrecer periodismo de calidad a los usuarios, llegando a acuerdos con los medios para que estos curen y seleccionen las historias de calidad que ponen a disposición de la tecnológica.

No obstante, lo más importante es que estos acuerdos incluyen una compensación económica: el CEO de Google y Alphabet, Sundar Pichai, comunicó el 1 de octubre del pasado año que iniciarían Google News Showcase con una inversión global de un billón de dólares (850 millones de euros) para un plazo de tres años, de forma que Google establecerá acuerdos concretos con cada publicación para ser incluidos en el servicio a cambio, esta vez sí, de un pago por el producto periodístico. “Este compromiso financiero -el mayor hasta la fecha- pagará a los editores por crear y curar contenido de alta calidad para una experiencia diferente de noticias online”, comunicó la de Silicon Valley en 2020.

Se trata de un esfuerzo por parte de la compañía que facilitará un reencuentro entre los medios y los nuevos gatekeepers digitales a nivel mundial, tras una relación de absoluta tensión a lo largo de la última década. Pero esto no significa que, en España, los periódicos vayan a abrazar por igual la propuesta.

GOOGLE ABRE CONVERSACIONES CON MEDIOS ESPAÑOLES

Tras el apagón en 2014 de Google News en España, los medios cobran una tasa a las entidades digitales por utilizar sus noticias, a través de una entidad de gestión colectiva externa: la asociación de autores y editores Cedro, Centro Español de Derechos Reprográficos. Así, este cobro de los medios a buscadores o agregadores de noticias, conocido como Canon AEDE, entró en funcionamiento para demostrar, en 2020, su estrepitoso fracaso, al conseguir recaudar solo 10.000 euros al año. Pese a esta lamentable cifra, los medios veteranos o tradicionales, aglutinados en la Asociación de Medios de Información (AMI), se muestran escépticos sobre News Showcase.

Ramón Alonso Aranegui, director de la AMI, explica en conversación con MERCA2 que la “gestión colectiva” y la “irrenunciabilidad”, los dos conceptos que gestionan este cobro en España desde 2014, deben quedarse para que los medios no caigan en una posición de desventaja en negociaciones con el gigante norteamericano, pero sobre todo, para garantizar que ningún medio “se quede fuera”. Aranegui, que asegura que hay motivos ajenos a su control por los que el Canon AEDE no ha generado los ingresos que debería, explica que la directiva europea es una versión “light” de la normativa que aprobó España en 2014, y que la asumida en nuestro país es eficaz y correcta.

Integrantes de esta asociación son gigantes como Unidad Editorial, Grupo Prisa, Grupo Zeta, Europa Press, EFE, Vocento, La Razón o Prensa Ibérica. Así, esta agrupación de medios que controlan, en algunos casos, porcentajes de negocio basados en los medios impresos o prensa en papel, se muestran reacios al propuesto regreso de Google.

La compañía ya ha iniciado negociaciones con cabeceras españolas según comunicaba este lunes Reuters: “Google está en conversaciones con editores sobre la posibilidad de participar en el programa de Google News Showcase si la transposición permite el regreso de Google News a España”, señalaron fuentes conocedoras.

DE NUEVO, DOS MUNDOS ENFRENTADOS

En este contexto, el buscador recibirá previsiblemente mas exigencias por parte de la AMI que por parte de otras asociaciones como Club Abierto de Editores (CLABE), que, siendo más joven que la AMI (fue creada en el año 2000), aglutina a muchos de los nuevos medios nativos digitales, como El Español, eldiario.es, o Crónica Global. Sobre la aprobación de la ley de copyright allá por 2004 en España, desde CLABE decían: “Estamos en contra de imponer nuevas tasas y cánones generalizados que solo van a conseguir retrasar la incorporación de nuestras empresas al mundo digital”.

No obstante, Aranegui (AMI) saca pecho de las versiones digitales de los medios que aglutina su asociación, como Elmundo.es, cabecera española mas leída en Internet según el primer Comscore de 2021, queriendo decir que los negocios en papel de sus empresas no significan que prioricen el sector digital de forma diferente a como lo puede hacer CLABE.

De una forma u otra será necesario tomar una decisión, dado que antes de junio el Gobierno de España debe trasponer la directiva de propiedad intelectual que la Unión Europea aprobó en 2019, que incluye la posibilidad de que los medios negocien individualmente las condiciones con los agregados. Con este panorama, grandes asociaciones de editores de España se unen a la AMI para pedir una “gestión colectiva obligatoria de derechos de propiedad intelectual” tras la entrada de esta normativa, como se venía haciendo. La AMI también ha valorado positivamente la propuesta de algunos miembros del Parlamento Europeo para pedir un arbitraje externo que garantice que los medios puedan competir con los agregadores de EEUU.

En contraposición, el presidente de CLABE, Arsenio Escolar, “se muestra firme defensor de la libertad de empresa, de forma que los editores puedan elegir si hacer efectivo o no el derecho a una compensación por el uso de los contenidos”, como señalan en su portal. Lo mismo defienden desde Google España, “La legislación sobre derechos de autor no debe obligar a establecer una licencia de pago”, señaló una portavoz, recoge Reuters. De nuevo, dos mundos enfrentados, aunque esta vez dentro del propio sector, deberán resolver la tensión en un movimiento decisivo para la supervivencia y devenir de la prensa en los próximos años.


- Publicidad -