domingo, 11 abril 2021 23:57

Mahou San Miguel admite interés por cerveceras artesanales de España y EEUU

Estados Unidos es uno de los principales mercados para Mahou San Miguel. Allí es propietario mayoritario de dos enseñas craft, o artesanales (Founders Brewing y Avery Brewing), además de estar presentes con sus marcas Mahou, Alhambra y Solán de Cabras. “Estamos abiertos a cualquier oportunidad en este mercado, aunque la prioridad es consolidar nuestra posición. Lo mismo ocurre en España”, afirma Peio Arbeloa, director general de la Unidad de Negocio España.

“Pese a que el futuro es incierto, creemos que existen oportunidades para la categoría craft enfocadas a aquellos consumidores que buscan nuevas experiencias y productos fruto de la inquietud que en los últimos años ha despertado la cultura cervecera”, añade Peio Arbeloa.

Más allá de este interés, Mahou San Miguel tiene claro que 2021 será un año de transición, pero también de oportunidad. “Este año, nuestro foco estará principalmente en salvaguardar la liquidez de la compañía sin renunciar a la visión de largo plazo”, remarca Peio Arbeloa. Y añade: “El corto plazo nos ha obligado a priorizar proyectos y recursos para centrarnos en lo importante. Pero debemos mirar más allá y fomentar nuestra resiliencia para continuar impulsando las transformaciones que nos permitirán afrontar los retos del nuevo entorno”.

Al igual que en 2020, la incertidumbre seguirá estando presente. “Eso nos obligará a ser más flexibles y a hacer un seguimiento distinto y más cercano del negocio, manejándolo semana a semana, o día a día”, resalta el directivo de Mahou San Miguel. Una filosofía al más puro estilo Simeone para volver a los parámetros anteriores a la actual crisis.

AÑO DE TRANSICIÓN PARA MAHOU SAN MIGUEL

El impacto de la covid-19, más el esfuerzo inversor por proteger el empleo, y las ayudas a la hostelería, tendrán un impacto negativo en las cuentas de 2020 Mahou San Miguel. “A falta de los últimos datos, esperamos cerrar el ejercicio con una caída cercana al 10%, tanto en volumen como en facturación, para el conjunto del negocio. En cualquier caso, debemos esperar a cerrar las cifras”, manifiesta Peio Arbeloa.

“Hemos podido hacer frente a los retos actuales, sin renunciar a nuestros compromisos, gracias a nuestra prudencia financiera y a la situación de caja derivada de un gran desempeño en 2019, que ahora se ha visto gravemente mermada”, reconoce el directivo de Mahou San Miguel.

Cierto que Mahou San Miguel ha incrementado ligeramente las ventas en alimentación, pero no ha compensado el efecto del cierre de bares y restaurantes. Durante 2020, Mahou San Miguel apoyó a la hostelería aportando producto (cerveza y agua) por valor de 75 millones de euros. También ayudó al acondicionamiento de terrazas por valor de 20 millones.

De cara a nuevas medidas e inversiones para impulsar el sector, en 2021 la apuesta tendrá nombre propio: digitalización. “Estamos enfocados en entender bien las necesidades del sector hostelero para tener un rol activo en su evolución futura”, apunta.

Coca-Cola y Pascual ya han presentado Expedientes de Regulación de Empleo. ¿Ocurrirá en Mahou San Miguel? “Nos movemos en un entorno incierto y cambiante que hace muy complicado afirmar nada con rotundidad”, concluye el director general de la Unidad de Negocio España de Mahou San Miguel.


- Publicidad -