Mahou San Miguel ha firmado con el Banco Santander su primer crédito verde por valor de 13,8 millones de euros y con un vencimiento a seis años, según ha informado la cervecera 100% española en un comunicado.

En concreto, esta financiación, enmarcada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, se enfocará en proyectos dirigidos para garantizar una energía asequible y no contaminante para lograr ciudades y comunidades más sostenibles.

De esta forma, esta línea de crédito permitirá a la propietaria de Mahou, San Miguel, Alhambra y Solán de Cabras seguir avanzando en sus proyectos corporativos de optimización energética y de envases más respetuosos con el entorno.

Gracias a este acuerdo, Mahou San Miguel incorpora a su área financiera criterios de sostenibilidad ya integrados desde hace años en la gestión de su negocio, promoviendo ahora también inversiones socialmente responsables.

“Esta operación obedece a nuestro absoluto convencimiento de que, como líderes del sector cervecero en España, tenemos la responsabilidad de asegurar que la sostenibilidad esté presente en todos los ámbitos de nuestra actividad. Es un gran esfuerzo de inversión que realizaremos gracias al apoyo de un socio financiero clave para nosotros, como es Santander”, ha señalado el director general de Finanzas, Estrategia, Compras y Patrimonio de Mahou San Miguel, Mariano Navarro.

Mahou San Miguel ha precisado que esta iniciativa refuerza su compromiso con el medio ambiente y le permitirá continuar desarrollando su actividad de acuerdo a las líneas estratégicas marcadas en su nuevo Plan de Sostenibilidad ‘Ahora 2030’, centrado en promover el progreso económico y social, proteger el hábitat natural e impulsar un estilo de vida saludable.

Por su parte, para el Santander esta operación forma parte de su compromiso de apoyar a sus clientes en la transición hacia una economía más sostenible y baja en carbono, uno de los factores clave que la entidad considera que debe guiar la reactivación económica en la etapa post-covid.

El objetivo de la entidad presidida por Ana Botín es financiar o facilitar la movilización de 120.000 millones de euros entre 2019 y 2025 y 220.000 millones de euros entre 2019 y 2030 para combatir el cambio climático.