Almirall

Almirall ha obtenido un beneficio de 74,3 millones de euros en un 2020 “complejo” por la pandemia y la entrada de genéricos en Aczone. Esta cifra supone un descenso de casi el 30% respecto a las ganancias registradas en 2019. Pese a la crisis sanitaria, Almirall ha asegurado que se han cumplido con “las últimas estimaciones financieras”.

El grupo espera alcanzar un EBITDA de entre 215 y 235 millones de euros, un leve retroceso respecto a los 238,3 millones registrados en 2020. Sin embargo, mantiene prácticamente invariable su dividendo, que aprobará el próximo 7 de mayo en la junta de accionistas, quienes percibirán 0,19 euros por título.

Respecto a las ventas netas, Almirall ha obtenido 807,4 millones de euros, un descenso del 5,4% por los motivos anteriormente mencionados. Sin los genéricos de Aczone en EE UU, las ventas netas se hubieran mantenido estables respecto al 2019, según ha comunicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los ingresos totales del grupo registraron una caída del 10,3%, hasta los 814,5 millones de euros. La partida de otros ingresos descendió un 87,2% “debido a la reducción de hitos procedentes de AstraZeneca”, según ha apuntado. El Margen Bruto fue de 560,1 millones, una caída del 7,3%, por los genéricos.

DEURDA DE 392,5 MILLONES

En cuanto al flujo de caja de actividades operativas, se registró un importante incremento en el último trimestre, para cerrar el año con 165 millones frente a los 9 millones de los primeros tres trimestres del año. La deuda, por otro lado, se ha situado en los 392,5 millones a cierre del año, con una ratio de 1,6 veces, con un patrimonio neto del 56,8% de los activos totales.

Almirall ha reducido gastos de Investigación y Desarrollo en un 14,4%, hasta los de 78,9 millones, mientras que los gastos generales cayeron un 6,1%, hasta los 370,2 millones.

“La pandemia ha creado una situación sin precedentes y estoy orgulloso de nuestros empleados, quiénes han trabajado sin descanso y continúan posicionando al paciente como nuestra máxima prioridad”, ha afirmado el consejero delegado interino, Mike McClellan.

“Hemos mantenido nuestro compromiso inquebrantable con los pacientes, garantizando un suministro de medicamentos ininterrumpido durante la pandemia“, ha continuado el consejero delegado.

“(Nazzi) ayudará a Almirall a lograr sus objetivos de crecimiento sostenido en su negocio principal en el futuro”, ha destacado McClellan del nuevo consejero delegado.

TOMARÁ UNA DECISIÓN SOBRE BIONIZ ANTES DE ABRIL

Almirall tiene un acuerdo de opción con Bioniz. Actualmente estamos revisando los ensayos clínicos de fase 1/2 de BNZ-1, y esperamos tomar una decisión sobre la opción en el primer trimestre de 2021.

El laboratorio ha reforzado su apuesta por la salud digital a través de acuerdos con Happify Health y Popit. Con la primera desarrolla soluciones digitales para mejorar la calidad de vida de los pacientes con psoriasis, mientras que con Popit busca mejorar la adherencia a la medicación y ofrece apoyo educativo al paciente.