carnet de jubilado, jubilación

Es probable que llegue la edad de jubilación y hayas realizado cálculos sobre lo que vas a ganar y no sea suficiente, o que simplemente te sientas aún bien para seguir realizando un trabajo. En esos casos, tienes dos opciones a tu alcance. Por un lado puedes retrasar tu edad de jubilación para seguir con tu oficio, aumentando así la cantidad de cotización para que tu pensión crezca, o jubilarte de forma parcial y compatibilizarlo con un trabajo.

Jubilación y trabajo no son términos totalmente incompatibles, aunque deberías tener mucho cuidado, ya que no siempre son legales, y podrías tener serios problemas…

Análisis de la compatibilidad entre jubilación y trabajo

¿Es legal obtener la jubilación y seguir trabajando?

jubilación anticipada vs prejubilación

Por regla general, no es posible estar recibiendo una pensión de jubilación a la par que se trabaja. Ni por cuenta ajena ni tampoco por cuenta propia, y mucho menos en una Administración Pública, ya que en ese caso sería la propia administración la que estarían incurriendo en algo que es totalmente ilegal.

Si se descubre que sigues trabajando una vez jubilado, podría acarrear sanciones muy importantes. El motivo es que se está recibiendo una pensión por parte de la Seguridad Social precisamente por el hecho de la inactividad o falta de otro ingresos. Además, dejan de estar asegurados, lo cual podría implicar no estar cubierto ante un posible accidente.

Todos los que están cobrando una paga por jubilación tienen que rendir cuentas al INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) si hay algún tipo de cambios en su situación personal. Por ejemplo, si hubo un cambio de residencia, variaciones familiares, si se quiere volver a trabajar, etc. No hacerlo podría implicar sanciones e incluso la suspensión cautelar de la pensión de jubilación.

En cuanto a la cuantía de las sanciones, pueden llegar hasta los 187.515€, dependiendo de si son calificadas como sanciones leves, graves o muy graves. Las leves suelen estar entre 60-625 euros de multa, mientras las graves entre 626-6250 euros, y las muy graves a partir de los 6251 euros según la Ley.

Por tanto, no deberías cometer el error de trabajar mientras estás jubilado, ya que si se detecta, las consecuencias harían que no mereciese la pena. Ahora bien, si quieres hacerlo, hay formas legales.