viernes, 24 septiembre 2021 10:47

El número de trabajadores en ERTE se acerca a niveles del confinamiento

La tercera ola de la pandemia también he hecho subir el número de trabajadores en ERTE. Según los datos adelantados este jueves por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, entre el 1 y el 11 de febrero había casi 900.000 trabajadores afectados por un expediente de regulación temporal de empleo, una cifra que se acerca a las alcanzadas en la recta final del confinamiento.

El pico se alcanzó entre marzo y junio cuando había 3,5 millones de españoles en ERTE, con la desescalada y la vuelta a la actividad la cifra fue descendiendo. Así, a cierre de julio había 1,18 millones de personas en un ERTE, de los cuales 932.609 eran de fuerza mayor, esto es, los que se han aplicado con motivo de la crisis sanitaria del covid-19.

No fue hasta el pasado mes de agosto, cinco meses después de declararse el estado de alarma, cuando los trabajadores afectados por un ERTE bajaron por primera vez del millón. De ahí en adelante la cifra se mantuvo estable -en torno a los 700.000- pero en la recta final del año y coincidiendo con la segunda ola empezó a subir de nuevo, así hasta los 878.000 trabajadores en ERTE de segunda semana de febrero.

ESCRIVÁ ASEGURA QUE BAJARÁ

A pesar de que el número de trabajadores en ERTE en España ha subido en 139.031 personas desde que acabó enero, el ministro aseguró este jueves en un encuentro con el Consejo General de Economistas que en las próximas semanas habrá una reducción «significativa».

También explicó que desde noviembre, la evolución de los ERTEs ha estado vinculada a la adaptación de medidas de limitación de la actividad y al diferente nivel de recuperación de los sectores.

Según sus cuentas, el 25% de los trabajadores en ERTE están en suspensión parcial de empleo desde octubre, es decir que están desarrollando algún tipo de actividad. También cree que este mecanismo debe seguir adaptándose a las distintas realidades en la suspensión de empleo.

EL MÉRITO DE LOS ERTE

Asimismo, Escrivá valoró favorablemente el mérito que ha supuesto que se haya podido introducir el mecanismo de los ERTE en una economía como la española, con tanta pequeña empresa y con tantas empresas del sector servicios.

Desde su punto de vista, uno de los retos actuales pasa por cómo ligar los ERTE a la negociación colectiva. «Es fácil en sectores grandes y medianos, pero el reto que vamos a tener es cuando todo esto ocurra en un restaurante«, destacó.

También apuntó a que se está hablando con los agentes sociales para mezclar mecanismos que permitan que exista una fórmula por la cual se puedan desplegar este tipo de ERTE en cualquier situación.


- Publicidad -