Banco Santander entregó más de 2,1 millones de acciones a su cúpula directiva el 16 de febrero. Así, la entidad cántabra ha liquidado parte del pago en acciones a sus altos ejecutivos que les adeudaba de hasta cinco planes diferentes, como parte de remuneración variable desde 2015. Un pago en el que sobresalen las figuras de la presidenta, Ana Botín, con algo más de 191.000 títulos por un valor superior al medio millón de euros y el consejero delegado, José Antonio Álvarez, con 128.025 acciones, según la información transmitida a la CNMV.

Así, la entrega gratuita de acciones se ha producido para liquidar hasta cinco planes distintos, que comprenden entre 2015 y 2019, que el grupo tenía comprometidos con sus ejecutivos. En concreto, se trata del plan de retribución variable diferida y condicionada 5º ciclo de 2015; el plan de retribución variable diferida y vinculada a objetivos plurianuales 1º ciclo de 2016; plan de retribución variable diferida y vinculada a objetivos plurianuales 2º ciclo de 2017; plan de retribución variable diferida y vinculada a objetivos plurianuales 3º ciclo de 2018; plan de retribución variable diferida y vinculada a objetivos plurianuales 4º ciclo de 2019.

Una parte importante del pago en títulos de la entidad ha correspondido a las dos cabezas visibles de la entidad: Botín y Álvarez. En concreto, la presidenta ha recibido 191.278 títulos para un total de 556.618 euros, al precio de la acción (2,91 euros) que marcaba en el momento de la apertura el día que se entregaron. Los pagos aparecen distribuidos en cinco pagos diferentes, uno por cada año, que van desde de un mínimo por 16.637 a un máximo de 56.481 acciones, según la información aportada al regulador. Mientras que la cifra cobrada por Álvarez, en forma de acciones, asciende a 372.552 euros.

CERCA DE 2M DE ACCIONES DE BANCO SANTANDER LLEGA PARA VEINTENA DE DIRECTIVOS

La entrega de acciones también ha llegado al resto de la parte noble de la entidad. En total, cerca de una veintena de directivos se han embolsado cerca de dos millones de acciones por un valor cercano a los seis millones de euros. La figura que más títulos recibió el pasado 16 de febrero fue el director ejecutivo financiero, José Antonio García Cantera, con un pago de 199.843 títulos valorados en 581.500 euros. Una cifra ligeramente superior a la recibida por parte de la presidenta.

Los otros nombres que sobresalen en el abultado pago ejecutado por el banco son: el de José María Linares, con 168.624 títulos, que desempeña el cargo de responsable de Global Corporate Banking, la división de negocio para clientes corporativos e instituciones, que se incorporó en 2017 procedente de JP Morgan. También algunas de las figuras de lo que debe ser la nueva versión digital de la entidad como Lindsey Tyler Argalas, responsable del área digital, o Dirz Marzluz, responsable de tecnología, que recibieron cada uno hasta 148.250 acciones.

En la lista también destacan otras figuras que ya están asentadas en la entidad cántabra como el consejero delegado del banco para España, Rami Abokhair, que obtuvó 122.513 títulos. A su vez, sobresalen también otros directivos históricos en la entidad que llevan casi una vida ligadas al banco como José Francisco Doncel, Juan Manuel Cendoya que obtuvieron 96.710 y 103.695 títulos, respectivamente.

EL BANCO SANTANDER LANZADO EN BOLSA

El pago en acciones a los directivos de la entidad coincide con un momento dulce para el banco en Bolsa. El Santander alcanza los 2,93 euros por acción, tras subir en lo que va de sesión cerca de un 2,5%. Con ello, el rally bursátil de la firma cántabra alcanza un 21,3% solo en el mes de febrero. Aunque si se amplia el rango, hasta los seis meses atrás, el incremento del valor de los títulos supera el 60%, lo que le ha convertido en uno de los mejores valores en esos meses.

Así, el Santander suma en lo que va de año un más 15,5%, lo que le permite colocarse como el quinto valor más alcista del Ibex 35 detrás de Pharma Mar, Acciona, Repsol y Bankinter. El acelerón bursátil le ha permitido recuperar casi 7.000 millones hasta una capitalización superior a los 50.800 millones, una cifra que le refuerza como la tercera empresa más valiosa del selectivo por detrás de Inditex e Iberdrola.