domingo, 9 mayo 2021 16:05

España, a la cola de Europa en electromovilidad por el “lento” ritmo de desarrollo de puntos de carga

España ha vuelto a situarse entre los países que se encuentran a la cola de Europa en el ámbito de la electromovilidad debido a, entre otros factores, su “lento ritmo” de desarrollo de infraestructura de recarga para coches ‘cero emisiones’.

Así se desprende del Barómetro de Electromovilidad del cuarto trimestre de 2020 elaborado por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), que sitúa a España con una valoración general de 18,6 puntos sobre 100, muy lejos de la media europea, que está en los 39,9 puntos.

Según explica Anfac, a pesar de que el país ha ganado cinco puntos en el indicador global de electromovilidad en el último trimestre, el crecimiento fue mayor en los países europeos, lo que deja a España en el antepenúltimo puesto del ranking.

En este sentido, el crecimiento nacional vino motivado “prácticamente en exclusiva” por la compra de vehículos electrificados y “apenas nada” por la instalación de puntos de recarga.

En el ámbito estatal, cinco comunidades autónomas se situaron por encima de la media nacional. En el cuarto trimestre del año pasado, Madrid obtuvo una mejora de 7,2 puntos, pasando a ocupar la primera posición con 25,1 puntos, seguida de Cataluña.

“Tenemos mucho camino que recorrer si queremos lograr que la electromovilidad sea una realidad en España. El sector está haciendo su parte, innovando en nuevas tecnologías, invirtiendo en nuevos lanzamientos y creando el mercado cada día, plenamente comprometido con los objetivos de descarbonización y de renovación del parque”, ha reivindicado el director general de Anfac, José López-Tafall.

PENETRACIÓN DEL VEHÍCULO ELECTRIFICADO

Poniendo el foco solo en la penetración del vehículo electrificado, España logra subir una posición en el ranking europeo, hasta situarse por delante de Italia, Hungría y República Checa, con un crecimiento de 9,2 puntos y una valoración de 31,6 puntos.

“El esfuerzo comercial de las marcas y el estímulo de la demanda con el Plan Moves, a pesar de haber tenido un resultado muy desigual en las diferentes comunidades autónomas, ha permitido un fuerte crecimiento de las ventas de vehículo electrificado en el último trimestre del año, en el que se vendieron 20.968 unidades, cuadruplicando las ventas respecto al mismo periodo del año anterior”, ha destacado Anfac.

A pesar de esto, España se sitúa todavía lejos de la media europea, que ha crecido cerca de 20 puntos, con 64,5 puntos sobre 100 en el ranking de penetración del vehículo electrificado.

INFRAESTRUCTURA DE RECARGA

Sin embargo, en el ranking del desarrollo de infraestructura de recarga de acceso público, España ha tenido una “nula” progresión, subiendo una décima en el cuarto trimestre de 2020, alcanzando una valoración de 5,6 puntos, situándose en la penúltima posición de Europa, solo por encima de Hungría.

La media continental ya se coloca en una valoración de 15,3 puntos. A excepción de Italia y Reino Unido, el resto de países han logrado crecer al menos un punto, siendo destacables casos como Noruega o Países ajos, que se mantienen como referentes europeos y alcanzan el total cumplimiento de los objetivos de infraestructura de recarga de acceso público.

“Es necesario implantar medidas y contar con un firme apoyo público para acelerar en la transición del vehículo de combustión hacia el vehículo eléctrico y potenciar el desarrollo de infraestructuras de recarga pública y esto solo será posible si las herramientas necesarias se ponen en marcha”, ha añadido López-Tafall.


- Publicidad -