Las obras del nuevo centro logístico internacional de Correos que se ubicará en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez ya se han reanudado y avanzan según la planificación prevista, tras recibir una inversión cercana a los 14 millones de euros.

El centro logístico ‘Rampa 7’, que ocupará una superficie total de 12.500 metros cuadrados, se dedicará en su totalidad al correo internacional de importación, por lo que estará dotado de la tecnología necesaria para la gestión de cargas, clasificación, seguimiento y control de envíos.

Estas nuevas instalaciones permitirán que el actual Centro de Tratamiento Internacional de Correos en Barajas pase a ocuparse de manera exclusiva de las operaciones de exportación e intercambio urgente nacional, lo que redundará en una mayor agilidad en la gestión de todos los pedidos.

SEIS MESES DE OBRAS

La reanudación de las obras hace seis meses ha permitido que la nave ya esté cerrada y se está empezando ahora la obra de la cubierta y la ejecución de otras instalaciones, en un momento en el que la empresa pública considera que la pandemia “ha puesto en evidencia la importancia y relevancia del sector logístico como un canal imprescindible”.

Con el refuerzo de su red logística y esta inversión en infraestructuras, Correos también busca anticiparse al previsible aumento del negocio internacional en los próximos años, de acuerdo con sus líneas estratégicas que consideran la internacionalización como una “palanca fundamental” para el futuro de la compañía y la recuperación de la economía española.

La previsión es que la obra esté acabada a finales de este año. A continuación, se procederá al equipamiento y puesta en marcha, prevista para mediados de 2022.