lunes, 12 abril 2021 9:39

El truco para ahorrarte el 50% del seguro del coche

En España existen unos 28 millones de vehículos matriculados y con un seguro. Una cantidad enorme que no puede escapar a una póliza del seguro del coche, ya que circular sin seguro puede tener consecuencias muy graves. Es decir, este tipo de servicios de las aseguradoras son inevitables, pero no inamovibles. Por tanto, puedes realizar varias cosas para ahorrar una buena cantidad de dinero cada año.

De esa forma, tendrás un vehículo 100% en regla para circular, y la tranquilidad de contar con un seguro si algo ocurre. Una forma de minimizar el “daño” económico que producen este tipo de servicios (seguros médicos, del hogar, para el móvil…) en muchas familias, más en estos tiempos de pandemia, donde se hace más cuesta arriba llegar a fin de mes…

Cómo ahorrar en el seguro del coche

Otros trucos para ahorrar en tu seguro

bancos sin comisiones España

Además del propio estado civil, también existen otros trucos que te pueden ayudar a ahorrar en tu seguro del coche. Son pequeños detalles que se pasan por alto en muchos casos, pero que pueden variar bastante la factura de este tipo de aseguradoras.

Para poder ahorrar en tu seguro del coche, deberías prestar atención a estos puntos:

  • Fechas: son importantes, aunque parezca algo carente de valor. Si estás descontento con tu compañía aseguradora actual y deseas cambiarte a otra, deberás hacerlo con 30 días de antelación como mínimo, es algo establecido en las cláusulas de la póliza. Además, hazlo siempre antes de que te pasen el siguiente pago.
  • Intenta cancelar tu seguro del coche: si llamas a tu aseguradora para cancelar tu seguro y expresar tu descontento, es probable que te hagan una mejor oferta con tal de que no te cambies. Es un recurso bastante habitual y que te puede ayudar.
  • Ser un buen conductor: si eres un buen conductor, y tienes prudencia, también puedes ahorrar en tu seguro del coche. Mientras más multas tengas a tu nombre, o mientras más incidentes estén asociados a tu historial, peor serán las condiciones de la aseguradora.
  • Cobertura adaptada: es mejor que elijas una cobertura lo más acorde a ti. Por ejemplo, deberías tener un seguro sin franquicia hasta el tercer año. Y entre el tercer y quinto año con franquicia. A partir de ahí, las coberturas podrían ir descendiendo, por ejemplo, pasando a un seguro solo a terceros.
  • Misma aseguradora: si ya tienes un seguro de otro tipo, como por ejemplo un seguro del hogar, es posible que si te quedas en la misma aseguradora te hagan una oferta al incluir en el pack el seguro del coche.
  • Pago único: no deberías fraccionar el pago, es mejor pagar de una sola vez. En ese caso, las aseguradoras suelen incluir descuentos. De lo contrario, podrías tener algún tipo de recargo por los intereses.
  • Garaje: si tienes un garaje, el seguro suele ser más barato, ya que el coche no duerme en la calle, ante las inclemencias del tiempo o expuesto a robos.
  • Elige un buen coche: algunas marcas deportivas suelen tener un fuerte incremento en la póliza, así como algunos colores más llamativos (amarillo, rojo,…). También suelen incrementar el precio si el coche tiene más extras, o es de mayor cilindrada. Y, por supuesto, los diésel suelen pagar más que los modelos de gasolina.


- Publicidad -