Antoni Cañete, secretario general y candidato a la presidencia de Pimec
Antoni Cañete, secretario general y candidato a la presidencia de Pimec

Antoni Cañete, candidato a la presidencia de Pimec, pretende dar la batalla definitiva a la CEOE para obtener la representatividad que le corresponde en la mesa del diálogo social. Hasta ahora, Cepyme tiene la voz en esta mesa, lugar que pretende ocupar la patronal catalana.

Entre las líneas maestras de la candidatura de Cañete se encuentra la de desplazar a Cepyme en la negociación colectiva entre los agentes sociales y el Gobierno. “Tenemos que buscar no sólo la representatividad que tenemos en nuestro país -Cataluña-, sino también a nivel estatal”, ha asegurado el también secretario general de Pimec.

“A diferencia de lo que ocurre en España, estamos en la patronal europea que defiende a las pymes“, ha dicho Cañete. “Este es un objetivo en el ámbito estatal”, ha continuado.

ALCANZAR UNA REPRESENTATIVIDAD DE MÁS DEL 50%

En este sentido, ha remarcado que la pyme no debe conformarse con un 50% de representatividad, como tiene actualmente en Cataluña -Foment del Treball tiene la otra mitad-, “sino más del 63%, como ocurre en Europa, para poder acceder a una mayor contratación pública”.

“No existe una Pimec en otras Comunidades Autónomas”, ha dicho Cañete, que ha criticado a la CEOE por tener la hegemonía empresarial en cuanto a la representatividad. “La CEOE tiene una marca integrada para defender a las pymes, Cepyme”, ha explicado.

De esta forma, cree que la misma patronal (CEOE) defiende la misma postura, independientemente del tamaño de la empresa, en el diálogo social. “Pimec debe estar en esta mesa”, ha indicado, como “una patronal que defienda los intereses de las pymes”.

UNA PIMEC PARA TODA ESPAÑA

En 2018, Pimec promovió la plataforma Pymes en España, formada por diversas asociaciones y federaciones empresariales con más de dos millones de pequeñas y medianas empresas, junto con autónomos. Cañete pretende impulsar esta plataforma en la primera legislatura.

El actual secretario general de Pimec se ha propuesto implantar una patronal de pymes en cada Comunidad Autónoma con la intención de tejer una gran red para restar poder a Cepyme.

Así las cosas, la candidatura de Cañete propone “conseguir una fiscalidad adaptada a las pymes e impulsar una reforma energética” para mejorar la competitividad de las empresas españolas.

FISCALIDAD Y EL PRECIO DE LA ELECTRICIDAD, LA PRINCIPAL BATALLA

“Pimec luchará por un régimen sancionador contra la morosidad de las grandes empresas hacia las pequeñas y medianas”, ha asegurado Cañete. “Reclamamos un nuevo marco regulador flexible para adaptarse a los tiempos”, ha remarcado. “Hemos de conseguir que la negociación colectiva debe tener en cuenta antes a las pequeñas empresas que en las grandes”, ha continuado.

Para eso pretende implantar una nueva filosofía empresarial en España. “Pensar primero en las microempresas y empresas pequeñas”, ha incidido. Como ejemplo, ha señalado que no puede tratarse por igual a un hotel de pocas habitaciones que a uno grande de 1.000.

“El objetivo es rebajar alta fiscalidad que padecen las pymes”, ha señalado. La fiscalidad actual “impide el crecimiento, la evolución y la justicia para poder ser más competitivas y la aumentar la aportación de estas empresas a la economía”. Al respecto, espera abrir puertas a las microempresas, para que puedan convertirse en medianas y más tarde en grandes.

ALEJADA DE LA INSTRUMENTALIZACIÓN

En cuanto a Cataluña, considera que Pimec debe ser una entidad alejada de la instrumentalización política, como pretende la candidatura de Pere Barrios. Sin embargo, advierte que “el activismo empresarial será clave para que las pymes tengan el trato que les corresponde”, ha insistido.

Por otro lado y con la mirada puesta en el futuro, considera fundamental el papel de las pymes en la era digital y la innovación. Es “fundamental” aprovechar los fondos del “Next Generation”, y que no se conviertan en sólo gastos sino en inversión.

CANDIDATOS MEDIÁTICOS Y GREMIOS

La candidatura de Cañete tiene un total de 93 personas, avaladas por 400 socios de Pimec, el doble de las que presentó Barrios. Entre los avales se encuentran grandes socios de esta patronal, como los gremios de pasteleros, pescaderías, farmacias e instaladores industriales. También ha captado el apoyo de asociaciones de empresas de limpieza y aseguradoras.

Además, entre los nombres de su lista se encuentra la ex directora deportiva del FC Barcelona, Maria Teixidor, junto a Emili Rousaud, dueño de Factor Energia y excandidato a las próximas elecciones del equipo blaugrana. Otros de los nombres más sonados son los de la mediática Anna Gener, consejera delegada de Savills Aguirre Newman; y Lam Chuen Ping, presidente de la Unión de Asociaciones Chinas de Cataluña, entre otros.

El 33% de la lista está formado por asociaciones y gremios, muy importantes en Cataluña por la cantidad de voto que mueven. Un voto que vale más que el de una empresa sola o el de un autónomo.