miércoles, 7 diciembre 2022 17:11

Heineken llega a un acuerdo con los sindicatos: 228 prejubilaciones

Heineken tiene una plantilla de 1.590 trabajadores en España. Como consecuencia de la pandemia, y siguiendo la política global de la compañía, ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Finalmente, la dirección ha llegado a un preacuerdo con los sindicatos mediante el cual, dicho ERE afectará a 228 trabajadores. Serán prejubilaciones.

«Fruto del trabajo conjunto con la representación sindical, hemos llegado a un preacuerdo para la salida no traumática de 228 personas, todas ellas prejubilaciones. Las salidas afectan de forma transversal a todos los centros de trabajo y áreas de la compañía», ha explicado Heineken. Son cuatro las plantas que la multinacional holandesa tiene en España: Madrid, Sevilla, Valencia y Jaén.

A nivel global, Heineken tiene previsto recortar el 9% de su plantilla, lo que equivale a unos 8.000 puestos de trabajo. «Nuestro negocio se está viendo muy afectado por la pandemia, y la crisis estructural a la que nos enfrentamos está cambiando rápidamente nuestro mercado y las demandas de nuestros consumidores y clientes. Navegamos la crisis a la vez que construimos nuestro futuro, porque al cuidar el futuro de nuestra organización también cuidamos el futuro de todas las personas que, directa e indirectamente dependen de ella», ha subrayado la compañía. Eso sí, Heineken pone de manifiesto que la negociación llevada a cabo en España se ha hecho «con seriedad, responsabilidad y total transparencia». El fin no ha sido otro que reducir al máximo el impacto social en el equipo.

HEINEKEN Y LAS PERSONAS

La multinacional holandesa reconoce en su comunicado que, durante los últimos años, se ha enfrentado a numerosos desafíos que ha superado. Con este bagaje, afronta el futuro «con confianza e ilusión». De ahí que subraya que en este nuevo caminar, serán las personas la pieza clave «para que la compañía mantenga la senda del crecimiento».

Un crecimiento que se vio truncado en 2020 por el covid-19. Así, sus pérdidas globales fueron de 204 millones de euros. Conviene recordar que, un año antes, esas cifras fueron un beneficio neto de 2.166 millones de euros.

Los ingresos netos de Heineken durante 2020 ascendieron a 19.724 millones de euros. Se trata de un 17,4% por debajo de la cifra contabilizada en 2019. Sin embargo, en datos orgánicos, el descenso fue del 11,9% anual, incluyendo una bajada en cifras absolutas del 17,4% (-9,5% orgánico) de las ventas en África, Oriente Próximo y Europa del Este, hasta 2.782 millones de euros.

En el caso de España, fueron dos los trimestres que acabaron influyendo de manera más negativa: el segundo y el cuarto. Al final, Heineken registró una caída de doble dígito en el volumen de cerveza. La pandemia impactó, sobre todo, en el canal de hostelería. La pérdida de volumen se situó entre el 30% y el 40%. En el otro lado de la balanza, el consumo en alimentación aumentó a doble dígito. De todas las categorías, fue el segmento premium el que tuvo un mejor comportamiento. Los consumidores prefirieron adquirir cervezas de mayor precio ante la imposibilidad de consumir en el canal horeca.


- Publicidad -