Redexis

En plena travesía de la transición ecológica, y cuando la energía renovable empieza a asentarse como una realidad, el hidrógeno renovable ha emergido como una de las grandes esperanzas, sobre todo para impulsar dicha transición. Las principales compañías del sector trabajan para tener la infraestructura adaptada cuando llegué el boom definitivo.

Los movimientos ya han empezado. La carrera por desarrollar un mundo sostenible depende, en gran medida del papel que desarrollen las empresas con respecto al hidrógeno renovable. Las cartas están sobre la mesa. Esta revolucionaría tecnología ya juega un papel importante para el sector energético y va a convertirse en protagonista en la matriz energética mundial, principalmente por la posibilidad de almacenar los excedentes de energías renovables producidas y porque tiene emisión cero.

En este contexto, los gobiernos de todo el mundo ya están desarrollando hojas de ruta en enfocadas en el hidrógeno y en su expansión, como la hoja de ruta presentada por el Gobierno de España a través de la cual se incide en la importancia de este vector para descarbonizar la economía, fomentar la reactivación, la transición justa y lograr una economía circular.

Asimismo, la Comisión Europea (CE) considera que el hidrógeno renovable jugará un papel protagonista en el futuro energético de Europa, y destaca que puede ser usado como materia prima, como almacenamiento y como vector energético, sin emitir CO2 ni afectar a la calidad del aire, pudiendo apoyar la descarbonización de la industria, el transporte, la generación de electricidad y los edificios, y conduciendo a la reutilización de las infraestructuras gasistas existentes dando trabajo hasta a un millón de personas en empleo directo e indirecto. En esta línea, la CE ha desarrollado la “HydrogenStrategy” y ha lanzado la Alianza Europea del Hidrógeno Limpio para aunar a todos los actores e implicados en la cadena de valor del hidrógeno, de la que Redexis forma parte desde octubre del 2020.

LA IMPLICACIÓN DE REDEXIS

Bajo este contexto, la compañía especializada en redes ha anunciado recientemente que construirá el primer hidroducto de España en Mallorca. La compañía avanza en el desarrollo del hidrógeno renovable, realizando de forma pionera una infraestructura necesaria que permitirá al sector residencial, terciario e industrial utilizar una energía 100% renovable, en un proyecto encaminado hacia una sociedad más eficiente y sostenible.

El hidroducto se ajusta al cumplimiento de los objetivos de consumo fijados por el proyecto europeo GREEN HYSLAND–Deployment of a H2 Ecosystemonthe Island of Mallorca y se ha diseñado para que tenga capacidad para distribuir el hidrógeno renovable generado en la planta de Lloseta. Este proyecto industrial, en el que participan junto a Redexis compañías como Enagás, Acciona y Cemex, forma parte del proyecto de subvención europea Green Hysland, en el que la Unión Europea, a través de la FCH JU (Fuel Cell and HydrogenJointUndertaking) ha comprometido 10 millones de euros para apoyar el despliegue de las infraestructuras necesarias para convertir el ecosistema de hidrógeno renovable de Mallorca en realidad.

Este proyecto reúne todos los elementos centrales de la cadena de valor del hidrógeno a través de la producción, la infraestructura de transporte y distribución y el uso final del hidrógeno renovable. El proyecto incluye al menos 300 Ton de capacidad de producción de hidrógeno por electrólisis conectada a plantas fotovoltaicas locales, el desarrollo del hidroducto, así como las diferentes aplicaciones de usuario final: autobuses y automóviles, aplicaciones de cogeneración con pila de combustible y aplicaciones térmicas en edificios.

OTROS PROYECTOS

Asimismo, Redexis forma parte del proyecto OceanH2, que tiene como objetivo desarrollar plantas marítimas de producción, almacenamiento y transporte de hidrógeno renovable producido a partir de energía eólica y fotovoltaica obtenida “ofshore”. Redexis será responsable del estudio de las diferentes tecnologías que integrarán la cadena logística del hidrógeno producido, diseñando las soluciones que facilitarán su evacuación desde las plantas de producción. Este proyecto abarca toda la cadena de producción, almacenamiento, transporte, distribución y suministro del hidrógeno, desarrollando al mismo tiempo una solución para integrar la planta en una plataforma IoT que facilite su monitorización.

Higgs es otro de los proyectos en los que participa Redexis de forma activa, con el objetivo de inyectar diferentes cantidades de hidrógeno en la infraestructura de gas natural para evaluar cómo se comportan en relación con la infraestructura de transporte distintos grados de mezcla de gas natural e hidrógeno, simulando diferentes condiciones de operación al variar el caudal, la composición y la calidad del gas.

De forma individual y para seguir estudiando la viabilidad de mezclar hidrógeno y gas natural, la compañía ha realizado la integración de una pila de combustible de hidrógeno en una ERM de uno de sus gasoductos en Zaragoza, que es la primera integración de este tipo que se realiza en España y con la que se pretende estudiar la viabilidad de la inyección de hidrógeno en la red gasista para poder hacerlo a gran escala en un futuro. Este proyecto pionero de Redexis ha sido reconocido como uno de los 101 ejemplos empresariales de Acción por el clima en 2020, ya que con la utilización del hidrógeno se conseguirían reducir considerablemente las emisiones de gases de efecto invernadero y lograr el objetivo de la Unión Europea de descarbonización.