El Ayuntamiento de Madrid sigue impulsando la construcción de vivienda protegida en alquiler. La Junta de Gobierno ha aprobado este jueves que el Área Delegada de Vivienda transfiera 28,4 millones de euros a la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) para seguir financiando nuevas promociones en la capital, realizar labores de mantenimiento del patrimonio inmobiliario y continuar con programas sociales. Tal y como ha explicado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, esta es la primera aportación económica que el Consistorio hace este año a la empresa pública con el objetivo de continuar incrementando el parque de vivienda social. El pasado ejercicio, estas aportaciones sumaron 129,3 millones de euros.

De los 28,4 millones de euros, 16,8 irán destinados a la construcción de nuevas viviendas públicas en alquiler. En 2020 la EMVS adjudicó a madrileños con escasos recursos económicos 605 viviendas, de las que 442 están distribuidas en ocho nuevas promociones levantadas en los distritos de Puente de Vallecas, Villa de Vallecas, Latina y Carabanchel.

En 2021, la EMVS tiene en marcha otras 31 promociones que suman 2.878 viviendas, de las que 526 se terminarán este año, otras 617 están en obras muy avanzadas, 864 están en fase de licitación para empezar a construir y 871, en fase de proyecto, previa a la fase de construcción. El objetivo del Ayuntamiento de Madrid es ir aumentando poco a poco estas cifras a lo largo del mandato, puesto que ya dispone de nuevas parcelas para sumar otras 1.000 viviendas en alquiler.

Los otros 11,6 millones aprobados este jueves irán destinados a financiar distintos programas sociales de ayuda a colectivos vulnerables como el de mujeres en situación de vulnerabilidad; el programa ‘Housing First’ para personas sin hogar; el de cesión de viviendas a entidades no lucrativas o el programa de cesión de viviendas a distintas juntas municipales. Esta partida también se usa para los gastos de mantenimiento y seguridad de las viviendas en alquiler de la EMVS, es decir, el mantenimiento de su patrimonio inmobiliario, que ya asciende a 6.700 viviendas, a través del pago de seguros e impuestos relacionados con las promociones.