No hay duda de que lo antiguo siempre termina volviendo a ser tendencia. No hay más que pensar en la gran cantidad de estilos de ropa y accesorios de varias décadas atrás que la moda vuelve a hacer suyos o en el furor que causan los tocadiscos para darse cuenta de ello.

Esto es algo que también es aplicable a los teléfonos móviles. Para nadie es un secreto que hoy en día la tecnología ha avanzado tanto que llevar encima uno de los smartphones más actuales es prácticamente sinónimo de estar totalmente localizable. Este es uno de los motivos por los que son muchos los que prefieren hacerse con un modelo más antiguo, pero no es el único (después te contaremos otros). Además, encontrarlos no es nada difícil, y para muestra no hay nada más que ver este listado de móviles antiguos y baratos, donde encima comparan todas sus características.

Algunas de las ventajas de hacerse con un teléfono móvil antiguo

Puede que nunca te hayas planteado volver a utilizar uno de esos móviles en los que ni siquiera pueden instalarse aplicaciones, pero lo cierto es que decidirse a retomarlos tiene mucho sentido. Además, nadie dice que tengas que deshacerte de tu Smartphone si no lo deseas. Puedes combinarlos usando uno u otro dependiendo de la ocasión.

Mayor duración de la batería y cobertura

Los smartphones de última generación admiten una gran cantidad de aplicaciones, pero también es cierto que estas mismas son las causantes de que, por muy buen modelo que sea, la batería dure poquísimo. A veces, y dependiendo de la antigüedad del aparato, puede que ni siquiera te sirva para pasar el día.

Esto es algo que no te pasara con uno de esos móviles retro que fueron creados para lo más práctico y necesario: llamadas y mensajes, dejando así que la batería dure mucho más tiempo. Además, al funcionar por una sola banda (la de la voz) es mucho más difícil que pierdan la señal. Algo que sí puede pasar más frecuentemente con los modelos que cuentan otro tipo de coberturas.

Más seguros

Aunque puede que creas que al estar más evolucionados los actuales Smartphones son más seguros, lo cierto es que esto no es así. Al contrario, al no tener mucho más que el registro de llamadas y contactos, es mucho más improbable que sufra un hackeo (y lo tendrían más difícil si trataran de hacerlo). Por no tener, hay muchos modelos que ni siquiera tienen cámara de fotos.

Mantén a raya la adicción al móvil

Puede que hayas leído o escuchado algo sobre la Nomofobia, el nombre que se utiliza para denominar a la adicción al móvil. No sería extraño que lo hubieras hecho, pues es algo que está de plena actualidad.

Esta adicción implica, entre otras cosas, un irracional e incontrolable miedo a quedarte sin móvil o a dejártelo en casa. También el hecho de mirar la pantalla durante innumerables veces al día para comprobar si hay cualquier tipo de novedad, algo que incluso puede dañar tu vista o cervicales.

Con uno de estos teléfonos con los que solo tendrás que estar pendiente de que te llamen o te manden algún mensaje (nada de Whatsapp) puedes evitar caer en eso o irlo controlando si es que ya sientes que tienes este tipo de adicción. Es una gran forma de tener la tranquilidad de estar localizable, pero sin tener el riesgo de estar todo el día consultando cosas.

Como habrás visto, no es tan descabellado comprar un teléfono móvil antiguo que conviva con tu actual Smartphone. Además, no son nada difíciles de encontrar, al contrario, incluso hay webs que comparan las mejores alternativas para que sepas cuál es la que más te conviene.