ofertas

Fue el 1 de enero de 2019 cuando Mercadona firmó su último convenio colectivo. En el mismo, que tiene una vigencia de cinco años, se acordó que el salario base se vería incrementado según el IPC. En 2021, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el incremento del IPC fue del 0,6%. Por debajo del 1% que van a aplicar DIA o Consum este año, por ejemplo. Eso sí, la enseña de Juan Roig tiene lo que se viene a denominar como matices. Y es que dicho convenio también reflejaba que hay un incremento del 11% anual hasta el tramo cinco (los tramos varían en función de los años en la compañía).

Si tomamos como ejemplo la tabla de salarios del personal base de su memoria del año 2019 (la de 2020 todavía no está realizada), vemos que un trabajador con menos de un año de antigüedad cobró 1.338 euros brutos al mes, que fueron 1.198 euros netos. Dichas cantidades, con una antigüedad de dos años, se elevaron hasta 1.470 y 1.265 euros, respectivamente. Con tres años, 1.631 y 1.360 euros. Y, con más de cuatro años, 1.811 y 1.488 euros.

Dicho de otra manera, el salario mínimo en Mercadona España es, aproximadamente, un 15% superior al salario mínimo interprofesional (1.038 euros netos al mes en 12 mensualidades). En el último tramo, el de más de cuatro años, un 50% más, pagas extra incluidas. Además, al salario bruto anual hay que añadir la prima por objetivos. Desde el primer año, hasta el tramo 5, es de una mensualidad, siendo dos mensualidades a partir del segundo año del tramo 5. En 2019, Mercadona repartió por este concepto 340 millones de euros entre la plantilla.

En estas, ha llegado Lidl. Y, entre los acuerdos establecidos en el nuevo convenio firmado a principios de este año, incluye un incremento salarial de, al menos, un 5%. Dicho incremento será aplicable a los más de 15.000 empleados que tiene la cadena alemana en España. Dicho de otra forma, gastará en su masa salarial cerca de 15 millones de euros más de lo que venía siendo hasta ahora.

El nuevo convenio colectivo de Lidl, además, actualiza el salario mínimo que oferta a sus trabajadores. Así, queda fijada en 8,85 euros la hora. Se trata de un 21% más que el salario mínimo interprofesional (7,28 euros la hora a finales de 2020).

EL 1% COMO MEDIA

Más allá de Mercadona y Lidl, Consum también ha llegado a un acuerdo con sus empleados para este año. De momento, es la única cadena que ha dado a sus trabajadores de tiendas y plataformas logísticas lo que han denominado como una segunda ‘prima covid’, que suma a la ya concedida con motivo de la declaración del primer estado de alarma. Será de 300 euros de media por empleado. Además, en 2021 sus trabajadores verán una subida salarial del 1% para toda la plantilla. La cooperativa la aplica desde el 1 de febrero. En euros, unos 185 brutos al año. Supondrá un gasto por encima de los 3,2 millones de euros.

Por lo que respecta a DIA, su convenio determina que los empleados se dividen en módulos en base a la provincia en la que se encuentran. En concreto, el módulo A engloba a Castellón, Palencia, Sevilla, Cuenca, Jaén, Ávila, Orense, Lugo, León, Soria, Huesca, Asturias, Tarragona, Madrid, Gerona, Alicante, Valencia y Cantabria. El B, a Murcia, Cáceres. Málaga, Teruel, Lérida y Soria.

La unificación de los mismos supuso también una equiparación salarial de ambos, que junto al Grupo IV (formado en su mayoría por cajeros y mozos de almacén) este 2021 tendrán un salario mínimo de 14.000 euros. Para los empleados del resto de módulos, es decir, aquellos ubicados en el resto de provincias que ya tenían un mínimo de 14.000 euros se fijó una subida del 1% de su salario.

En el caso de Alcampo y Carrefour, ambos se rigen por el convenio de grandes superficies. Dicho convenio, que ha estado vigente durante los últimos cuatro años, concluyó el pasado 31 de diciembre. Anged, la asociación que engloba a 19 empresas como las ya citadas más Eroski, El Corte Inglés o C&A, estima que va a ser un tema complejo de tratar para todas las partes. Fuentes sindicales han corroborado. Eso sí, ambas partes tienen claro que el momento es diferente al de anteriores ocasiones. Más ventas por internet, mayor presencia del apartado logístico, teletrabajo…

Si tomamos como referencia el anterior convenio, el incremento salarial acordado anualmente fue del 1%. También incluía un Incremento variable anual en función de evolución de ventas del sector. El salario base anual firmado en 2017 fue de 14.299,89. Aldi, por política interna, no hace comentarios sobre este tipo de temas.

PRIMA DE MERCADONA

Reponedores, cajeros, dependientes… el trabajo realizado durante los meses del primer estado de alarma por todo el personal del canal de distribución tuvo diferentes recompensas. Desde el agradecimiento por su labor, tanto por parte de usuarios como de sus jefes, hasta monetarias. Ahí, desde DIA a Carrefour, pasando por Alcampo, Mercadona, Consum, Lidl, Aldi, Sánchez Romero, y la práctica mayoría de establecimientos, quisieron recompensar su trabajo con dinero en efectivo y otro tipo de compensaciones.

Así, y a modo de ejemplo, Mercadona dio una prima del 20% a sus trabajadores “por el esfuerzo que están realizando” sobre el salario bruto de marzo. Medida que también implantó Alcampo. Así ponían en valor el esfuerzo realizado. DIA, por su parte, entregó 250 euros a sus trabajadores y franquiciados. Lidl hizo lo mismo.

Ha llegado 2021 y, con el nuevo año, quien más, quien menos, podría pensar que ese agradecimiento tendría una continuación. A fin de cuentas, volvemos a estar en estado de alarma. De momento, la situación sigue estable, por decirlo de alguna manera, en cuanto a salarios. Mercadona sigue aplicando lo acordado. Consum ofrece de nuevo una prima, mientras que Alcampo y Carrefour esperan la negociación de un nuevo convenio.