eventos sobre emprendimiento

Fomentar el autoempleo se ha convertido en una de las principales tácticas para hacer bajar las tasas de empleo y, a fin de fomentar el espíritu emprendedor, se acaba de celebrar la primera Semana de la Educación Emprendedora. La iniciativa ha partido del Alto Comisionado para España Nación Emprendedora y ha contado con la colaboración del Ministerio de Educación y el de Universidades.

El objetivo es que acabe convirtiéndose en un evento que se celebrará todos los años en la semana siguiente al Día Internacional de la Educación. Porque se parte de la base de que existe una insuficiente información sobre lo que implica poner en marcha un negocio y hay que buscar nuevas medidas para apoyar a todos aquellos que estén pensando en ponerse al frente de su propio negocio o trabajar de modo freelance.

La primera edición se ha celebrado entre el 24 y el 29 de enero y ya se puede afirmar que ha sido todo un éxito. Así que es un evento a tener en cuenta de cara al futuro.

semana de la educacion emprendedora 2021

La verdadera importancia de la Semana de la Educación Emprendedora

El objetivo de este evento es poner en valor el emprendimiento, destacando lo importante que es a nivel económico, social y también particular. Lo que se busca es darle mayor importancia el emprendimiento dentro del sistema educativo, permitiendo a los jóvenes descubrir nuevas formas de ganarse la vida trabajando por su propia cuenta.

Otro de sus objetivos es que se reconozca la importancia que tienen la formación y la docencia en el desarrollo del talento emprendedor, al ser capaces de despertar la vocación hacia las ramas STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas), que son en las que más se fomenta la innovación.

Desde hace décadas niños y jóvenes manifiestan su predilección hacia el trabajo asalariado, ya sea en el sector público o en el privado. Son pocos los que muestran interés en tener su propio negocio. Y precisamente una de las metas que persigue la Semana de la Educación Emprendedora es acabar con esto.

No se trata de conseguir que todos los estudiantes quieran ser emprendedores, pero sí de que vean el emprendimiento como una opción más. Que entiendan que deben formarse en aquello que más les guste y que, si una vez llegado el momento de incorporarse al mercado laboral, no tienen oportunidad de encontrar un empleo, siempre pueden trabajar por su propia cuenta.

actividades semana de la educacion emprendedora

Unión de entidades públicas y privadas

Fomentar el desarrollo del talento emprendedor no es nada sencillo, de ahí que entidades públicas y privadas hayan decidido unirse y trabajar conjuntamente.

La Semana de la Educación Emprendedora ha contado con la colaboración de agentes del ecosistema emprendedor y miembros de la comunidad educativa. Entre otros, han participado ESADE, SEK, EAE Business School, la Universidad Camilo José Cela y Banco Santander.

Se parte de la base de que la educación es una de las claves para mejorar el ecosistema emprendedor. Y no se trata solo de que los jóvenes reciban formación en aspectos relacionados con lo que supone verdaderamente poner en marcha un negocio, sino que aprecien lo importante que es tener una buena formación de base para poder tener más posibilidades de éxito.

Aunque es cierto que hay personas que han triunfado con su negocio sin tener ninguna formación específica, en un entorno tan competitivo como el actual es fundamental que los nuevos emprendedores estén lo mejor formados posible para poder hacer frente a los retos presentes y futuros.

Hacia un sistema emprendedor más eficiente

Analizar los datos sobre emprendimiento puede llegar a ser bastante complicado, porque un porcentaje muy elevado de los nuevos negocios que se ponen en marcha apenas superan uno o dos años de existencia.

Esto se debe a factores muy diversos. Está claro que el sistema de cotización actual de los autónomos es una gran barrera. Cuando muchos profesionales agotan el período de tarifa plana tienen que asumir cotizaciones que no pueden cubrir con sus ingresos.

Por otro lado, la falta de educación emprendedora también tiene una gran parte de responsabilidad en este fenómeno. No son pocos los que se lanzan a poner en marcha su proyecto sin haber dado primero pasos básicos cómo elaborar un buen proyecto de negocio o un plan de empresa. Esto les impide analizar objetivamente la viabilidad de su idea.

Y lo mismo ocurre con el acceso a la financiación y las ayudas. La falta de formación puede llevar a los emprendedores a pensar que solo pueden obtener el capital necesario acudiendo al banco cuando, en realidad, tienen más opciones disponibles a su alcance.

El objetivo de iniciativas como la Semana de la Educación Emprendedora es acabar con este tipo de problemas, facilitando a los jóvenes una formación básica que les ponga las cosas un poco más fáciles si el día de mañana deciden crear su propio negocio.

Con todo esto lo que se busca es que los futuros proyectos de emprendimiento sean mucho más eficientes y tengan la viabilidad suficiente como para permitir vivir de ellos a quienes están al frente de los mismos.

emprendimiento

Un momento especialmente difícil para el emprendimiento

2020 fue uno de los peores años que se recuerdan en materia de emprendimiento, y está claro que la pandemia tuvo algo que ver. Se crearon casi un 19% menos de empresas que en 2019, alcanzando así la cifra más baja en una década.

Sin embargo, por otro lado nos encontramos con ideas de negocio que han surgido a raíz de la crisis sanitaria y que están resultado ser todo un éxito. Esto demuestra, una vez más, que cualquier momento puede ser perfecto para emprender siempre que la idea sea buena y esté bien trabajada. Y esta es una máxima que también se quiere hacer llegar a las nuevas generaciones.

La edición de este año de la Semana de la Educación Emprendedora ha sido una primera toma de contacto, pero hay tanto por hacer en este campo que está claro que puede llegar a convertirse en un evento anual de los más importantes en el ámbito educativo.