Desigual

Las ventas digitales de Desigual han sufrido un importante tirón durante 2020. En determinados momentos, llegaron a picos de crecimiento de hasta el 70%. Finalmente, el incremento medio anual ha sido del 50% en comparación con 2019. De cara a 2021, el objetivo es que el 60% de sus ventas se produzca en el canal digital, o bien en geografías fuera de Europa en 2023, un porcentaje que ahora alcanza el 43%.

Para conseguir alcanzar esos dígitos, además del salto online a 108 nuevos países, Desigual contará con un aliado: los franquiciados. Y es que, a partir de este mes, los incorporará en el comercio online en aquellos países donde tiene presencia física. Por ejemplo, en México, Colombia o Singapur. Todo arrancará con una prueba piloto en Eslovenia para, a partir de marzo, hacerlo extensible a otros mercados.

Una política que recuerda a la ya puesta en marcha por otro de los jugadores claves del sector: Mango. En el caso de estos últimos, trabaja la inclusión de sus franquicias con diferentes niveles de integración. De lo que se trata, en ambos casos, es de ofrecer servicios onmicanal que sirvan para mejorar la experiencia de los clientes.

Por ejemplo, participando en la facturación online en el área de influencia de una tienda. O pasando por operaciones con el stock de la tienda física. O la integración total. En este último apartado, se delegan las operaciones online a aquellos franquiciados que son el único operador del parque de tiendas físicas.

Volviendo a Desigual, lo que hará será poner al alcance de las franquicias la gestión de su propio stock y la convivencia entre el retail y la venta digital. De esta manera, asumirán la gestión completa de los pedidos, utilizando la plataforma tecnológica.

LOS MERCADOS DE DESIGUAL

Con esta nueva forma de trabajar, Desigual estrecha la colaboración con sus franquicias. Además, potencia la fórmula que le ha permitido entrar en nuevos mercados de la mano de socios locales. “Mediante este proyecto podemos entrar en una tienda desigual.com en aquellos mercados donde ahora no tenemos presencia. Y en aquellos en los que estamos presentes, les otorgamos autonomía para que puedan gestionar este comercio online”, afirma Jordi Balsells, channels strategy director de Desigual.

Y añade: “En la medida en que contamos con una misma herramienta tecnológica, garantizamos unos mismos estándares de calidad en el proceso de compra y respuesta al cliente, a la vez que podemos localizar esta experiencia global en cada uno de los países”.

La tienda digital de Desigual llegará a 150 países. Durante 2020, los que tuvieron un mejor comportamiento a la hora de crecer online fueron Polonia, Reino Unido, España e Italia. Su meta para 2021 es crecer en otros como Japón, Estados Unidos, Canadá y China.

Durante 2020, la página online de Desigual creció un 40% en cuanto al número de compradores, y un 15% en la frecuencia de compra. El 75% del tráfico fue a través del teléfono móvil. Por lo que respecta a Mango, las previsiones de facturación online para 2021 hablan de llegar a los 1.000 millones de euros. En 2020 esperan llegar a los 800 millones.