domingo, 11 abril 2021 11:11

El desacuerdo de la banca frena el rescate de Duro Felguera

El penúltimo capítulo en la historia de Duro Felguera se podría resumir en dos frases: siguen sin respuesta de la SEPI para su rescate y continúan sin cerrar el acuerdo de refinanciación con la banca. A la empresa asturiana le sobran las ganas de poner punto y final a una historia que empezó hace años y que se ha complicado bastante el año de la pandemia.

Este mismo martes, Duro Felguera publicó los resultados correspondientes a los nueve primeros meses de 2020, donde la empresa asturiana ha perdido 125,1 millones de euros, según explica por los efectos que la crisis del Covid-19 ha tenido sobre sus operaciones desde mediados del mes de marzo de 2020 y que le han imposibilitado mantener los resultados positivos alcanzados en el ejercicio 2019.

Una situación le llevó el pasado agosto a pedir a la Sociedad Estatal de Participaciones (SEPI) un rescate de 100 millones de euros, que más tarde amplió hasta los 120 millones de euros. La SEPI tiene de plazo seis meses para contestar, de manera que a finales de este mes de febrero se tendría que pronunciar como tarde. Sin embargo, se había adelantado que el Gobierno tendría una propuesta de resolución antes de que acabara enero, pero esto no ha sido así.

SIN NOTICIAS DE LA SEPI

Lo que pone de relieve la empresa de José María Orihuela en el comunicado que hizo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) es que el expediente de solicitud “se encuentra en periodo de análisis por parte de SEPI”. Y ante esta situación, destacan que en ausencia del apoyo público temporal “el Grupo podría llegar a tener graves dificultades para mantenerse en funcionamiento”.

En los últimos días distintos medios han comunicado que el rescate ya está aprobado, que los bancos han dado el visto bueno a los planes de Duro Felguera e incluso que ya estarían elegidos los nuevos consejeros de la compañía, entendiendo que el actual CEO se marcha. Pero fuentes cercanas a la compañía y fuentes conocedoras de la negoción con la banca no dicen los mismo.

En concreto, que el rescate “ni está aprobado ni se espera esta semana”. También que siguen las negociaciones con la banca y por lo tanto no están cerradas. Además, una vez que la SEPI de luz verde tiene que pasar por el consejo de ministros y el de esta semana ya se ha celebrado. Todo sería que se convocara un consejo extraordinario para este mismo viernes.

Así que todo apunta a que sea en los próximos días, pero no de manera inminente, añaden. En cuando a la elección de un nuevo CEO y que Orihuela esté negociando una posible salida, desde Duro Felguera indican que ahora no toca hablar de eso “sino de la importancia del rescate de la SEPI”, pese a ello recuerdan que la compañía ha dejado tres puestos a su disposición por si finalmente entran. El proceso de reelección o sustitución de un presidente, CEO o cualquier miembro del consejo de administración en una empresa cotizada no es tan sencillo. Es la junta general de accionistas quien tiene que dar el visto bueno tras la proposición del Consejo de Administración y esto de momento no ha pasado.

EL “ACUERDO” DE LA BANCA

La empresa asturiana necesita 475 millones de avales a cinco años para afrontar el volumen de contratación, pero solo ha pedido 100 millones a la banca. En primer lugar, porque saben que no les van a dar más. En segundo lugar, porque de aquí a dos años consideran que es suficiente y sino tendrían que pagar comisiones por una línea que no necesitan. Así que prefieren ir haciendo la petición conforme lo vayan necesitando. Además, cuentan con 80 millones garantizados por CESCE de los 100 millones solicitados.

Los bancos acreedores (Santander, CaixaBank, Sabadell, Bankia, BBVA, Liberbank y Banco Cooperativo) están negociando, tal y como explican las fuentes consultadas por MERCA2, que además aclaran que “de momento no hay acuerdo” aunque no descartan que se cierre en los próximos días. Además, tampoco les consta que la SEPI haya anunciado nada y entienden que estará esperando a que esté cerrado el acuerdo con las entidades financieras primero.

Duro Felguera pone esto de manifiesto precisamente en su notificación a la CNMV de este martes, donde señala que la solicitud de apoyo público se enmarca dentro de un proceso de reestructuración global que están llevando a cabo y que contempla la refinanciación de la deuda sindicada actual de 85 millones de euros, así como la obtención de una línea revolving de avales por importe de 100 millones de euros para cubrir las garantías de los siguientes dos años, ambas actualmente “en negociación”.

LOS INVERSORES TAMBIÉN ESPERAN

Al calor del rescate y la seguridad que esto aporta, han aparecido varios inversores interesados en entrar en el capital de la compañía. Algo que es perfectamente compatible, pero que no se producirá hasta que la SEPI responda. De hecho, la entrada de inversores financieros será el último paso, tras la respuesta del Ejecutivo y de la banca acreedora.

La compañía también hace referencia a ello en sus últimas cuentas, explicando el proceso de captación de inversores privados que han llevado a cabo y ha estado dirigido por Alantra. En el mismo han recibido ofertas no vinculantes de potenciales inversores y aun todas se encuentran en proceso de evaluación.

En concreto, la firma asturiana comunicó a la CNMV el pasado 10 de diciembre que ha recibido cuatro propuestas y que solo han tenido en cuenta las de aquellos inversores que firmaron el acuerdo de confidencialidad y entraron en el proceso de manera legal. Pero no desvelaron el nombre de ninguno de ellos.

 


- Publicidad -