Una persona busca un piso de alquliler

La Generalitat insiste en poner límite a los precios de los alquileres en Cataluña tras el reciente varapalo del Tribunal Constitucional (TC) y siguiendo la estela del Ayuntamiento de Barcelona. La nueva ley que prepara la Generalitat contemplará sanciones de entre 3.000 y 9.000 euros.

El TC ha anulado hace una semana la protección de los inquilinos, como la obligación a los grandes tenedores de ofrecer un alquiler social a las personas vulnerables que hubiesen ocupado ilegalmente alguna de sus viviendas. Además, también ha admitido a trámite el recurso del PP contra la ley catalana que regula el precio de los alquileres.

Tras este hecho, el ejecutivo de Pere Aragonés se ha propuesto otro mecanismo para frenar el precio de los alquileres en Cataluña tras años en constante burbuja y que se han podido moderar con la pandemia. De momento, el Govern trabaja únicamente en moderar los precios en zonas con alta demanda de viviendas. Para ello, ha creado una comisión de seguimiento, cuyas conclusiones se expondrán ante el Parlament para dar paso a las medidas a adoptar.

La consejera de Justicia, Ester Capella, presidirá esta mesa y junto a ella se sentarán todos los actores vinculados al alquiler, incluidos los afectados por los elevados precios. La intención de la Generalitat es que las nuevas medidas afectarán únicamente a los nuevos contratos y el precio del metro cuadrado estará fijado al de referencia de la zona.

Fuertes sanciones

Sin embargo, en caso de que el inmueble haya sido arrendado por debajo del precio de referencia durante los últimos 5 años, la ley impide que el propietario encarezcan su alquiler. De esta forma, la nueva norma rebaja los precios que ahora están por encima del Índice y, además, congela los que se sitúan por debajo.

La ley contempla fuertes sanciones si el precio se sitúa un 20% por encima del importe del Índice o si el propietario oculta o falsea información sobre la renta anterior. La infracción se considera grave y conllevará una multa de entre 9.000 y 90.000 euros.

Un nuevo salvavidas para quienes ingresen menos de 1.422,8 euros

Si la vivienda pertenece a una familiar cuyos ingresos no superen los 1.422,8 euros podrá firmar los nuevos contratos con el precio de los anteriores. En este supuesto de pocos ingresos, la Ley también permite que la propiedad pueda subir el precio del alquiler hasta el Índice de referencia, si el anterior contrato lo situaba por debajo.

Los contratos podrán tener una duración máxima de 5 años, prorrogables hasta 5 años más. Entre otras, la limitación del alquiler no se puede compensar con gastos como el IBI o la basura.ibido más dinero del de la cuenta, el arrendatario tendrá derecho a recuperarlos.