mascarillas coche

Tanto Unespa, la patronal del sector, como las distintas aseguradoras de España han mostrado su rechazo absoluto a la subida del 6% al 8% del impuesto sobre las primas de seguro para 2021, un aumento no visto en 20 años que presiona al alza el precio de las primas pagadas por los asegurados.

La decisión ha sido unilateral y esto es lo que más ha enfadado al sector, según denuncian, el Gobierno nunca estableció un diálogo con las aseguradoras antes de aprobar el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que recoge este incremento.

La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, ha asegurado que el sector conoció la medida a través de la rueda de prensa del Consejo de Ministros que aprobó los presupuestos. En medio de este escenario, la española Hello Auto ha decidido no repercutir a sus clientes este gasto y ha llenado de esperanza al resto de asegurados. 

HELLO AUTO DA EL PRIMER PASO

La insurtech (que cuenta con licencia de la Dirección General del Seguro e inició su andadura el año pasado) considera que este incremento del 6% al 8% podría suponer un encarecimiento considerable de la póliza de autos, uno de los seguros más demandados por los españoles y el ramo al que ellos se dedican.

Según datos de Unespa, el 79% de los españoles tiene un seguro vinculado a su coche. La compañía calcula que esta medida, más las bonificaciones que ofrece por buena conducción, generará unos ahorros a los asegurados de 100 euros como mínimo.

Por eso ha querido adoptar esta medida, para generar un ahorro real a los españoles en el seguro, más si cabe en un momento “extraordinario”, con más de 700.000 personas en ERTE y más de un millón de trabajadores que han perdido su empleo por la pandemia.

¿LE SEGUIRÁN LAS DEMÁS?

Se trata de la primera compañía del sector seguros en dar el paso y asumir el incremento del impuesto sobre primas, por eso confía en que su decisión tendrá consecuencias a nivel sectorial, según explica el director general de desarrollo de negocio de Hello Auto, Martín Martínez, a MERCA2.

“La orientación al cliente va a marcar el futuro del sector asegurador eliminando los commodities y buscando soluciones que se diferencien generando valor añadido para el consumidor”, destaca.

En este sentido, el de Hello Auto recuerda que ellos regalaron el seguro durante el Estado de Alarma y que la medida que han adaptado ahora no va a ser temporal pues forma parte de su ADN “tratar de hacer las cosas como nos gusta como consumidores. Lo que no es justo como consumidor no lo es como asegurado”.

NO SOLO AUTOS

La subida del impuesto no solo afecta a los seguros de auto, también a los de hogar y responsabilidad civil. Aunque el sujeto pasivo de este tributo son las compañías de seguros, el impuesto termina recayendo en quien contrata el producto, ya que se le aplica cuando se cobra su prima del seguro.

De esta manera, Rastreator calcula que la subida supone una media de 8 euros más en el seguro de coche (por vehículo y año) y 4 euros más en el del hogar. Esto afecta a la mayoría de familias españolas pues según la Encuesta de Presupuestos Familiares, en España el 95% de los hogares tiene suscrito algún tipo de seguro.

Entre los más comunes se encuentra el de coche que, al ser obligatorio, 8 de cada 10 familias tienen uno contratado, y el de hogar, que también cuenta con una alta tasa de contratación, del 74%. De hecho, Unespa, la patronal del seguro, calcula que a cierre de 2019 había en España 31 millones de coches y 19,2 millones de viviendas aseguradas.

En este sentido, desde la patronal temen que el encarecimiento de la fiscalidad del seguro pueda derivar en una disminución de las protecciones que contratan familias y, por consiguiente, en una mayor exposición al riesgo.

Algo que no ocurriría si las aseguradoras dan un paso al frente y deciden asumir la totalidad o parte de las subida.