clausulas contrato mercantil

En nuestro ordenamiento jurídico existen diferentes formas de contratación, siendo el contrato mercantil el más común cuando un autónomo quiere contratar los servicios de otro. Sin embargo, a pesar de que su uso está muy extendido sigue siendo un gran desconocido y no son pocos los profesionales por cuenta propia que miran esta figura con un poco de recelo, cuando en realidad se trata de una forma de contratación totalmente legal si se hace bien.

En alguna ocasión anterior ya hemos visto qué es un contrato mercantil y lo hemos analizado en detalle, pero para refrescar nuestra memoria baste ahora con señalar que es un contrato entre dos personas que pueden ser físicas o jurídicas y que implica la prestación de un servicio o la entrega de bienes sin que surja en ningún momento una relación laboral entre los contratantes.

Como decíamos antes, este tipo de contrato es legal tanto si se celebra entre autónomos como si se celebra entre un autónomo y una empresa. Lo que realmente determina la legalidad de esta forma de contratación es que no se esté usando para encubrir una relación que no es mercantil sino laboral. Por eso, vamos analizar en detalle los aspectos a los que debes prestar más atención si vas a firmar un contrato de este tipo.

Lee bien el contrato mercantil antes de firmarlo

firma contrato mercantil

En realidad esto es extrapolable a la firma de cualquier contrato, incluyendo contratos laborales o incluso de contratación de servicios de telefonía, luz, etc. Dedica todo el tiempo que sea necesario a leer el documento con detenimiento, puesto que una vez que lo firmes estarás obligado por lo que ponga en el mismo

Consulta cualquier duda que puedas tener en cuanto a él, y si consideras que la parte contraria no ha resuelto tu duda, no tengas vergüenza a la hora de pedir llevarte el documento para revisarlo tranquilamente. De hecho, lo más oportuno sería pedir a la contraparte que te mande una copia del documento antes de la fecha prevista para la firma, así lo puedes leer con tranquilidad e incluso consultar con tu asesor legal si lo estimas conveniente.