Florentino Pérez
Foto: Gtres

Florentino Pérez, a la sazón presidente de ACS y del Real Madrid, ha movido pieza respecto a las sociedades con las que controla todas sus inversiones. Así, Rosán Inversiones ha absorbido a Inversiones Vesán. A través de esta última, el empresario gestionaba sus acciones en la constructora.

Rosan Inversiones acabó el año fiscal 2019 con un beneficio de 4,07 millones de euros, según datos recogidos por Insight View. La patrimonial de Florentino Pérez ha vivido su particular montaña rusa durante la última década, con pérdidas y beneficios. Así, en 2011, las pérdidas fueron de algo más de medio millón de euros. Dos años después, esa cantidad se incrementó hasta los 2,2 millones. En 2015, alcanzó el pico, con números rojos de 2,4 millones de euros.

Sin embargo, a partir de ese año, el resultado ha sido positivo: en 2016, 2,8 millones; al año siguiente, algo más de 577.000 euros; en 2018, alcanzó su máximo, con 8,3 millones. Pero, más allá de los beneficios, llama la atención cómo ha ido reduciendo su deuda con las entidades financieras. Si en 2017 era de 37,5 millones de euros, un año después se desinfló hasta los 26,3 millones, para llegar a 2019 con una deuda de 25,8 millones.

Esta última situación también se da en Inversiones Vesán, ahora absorbida. La deuda en 2017 fue de 277,1 millones de euros. Al año siguiente se redujo hasta los 217 millones de euros. En 2019, la bajada fue hasta los 173,4 millones de euros, según Insight View. Otro dato relevante es que su fondo de maniobra fue de -27,66 millones de euros. Se trata del ratio que mide la capacidad de una empresa para continuar con el normal desarrollo de sus actividades en el corto plazo. En el caso de Rosán Inversiones, dicho fondo fue positivo: 33,8 millones.

EL ‘VUELO’ DE FLORENTINO PÉREZ

Al contrario que sucede con Rosán Inversiones, Inversiones Vesán no ha sufrido el efecto acordeón en cuanto a sus resultados. Durante la última década, los números verdes han sido su santo y seña. Arrancó la misma con un beneficio de 63 millones de euros. El año menos fructífero fue 2014, con 24,6 millones. A partir de 2016, el ascenso ha sido imparable, desde los 39,5 millones de ese año, pasando por los 42,4 millones del año siguiente, los 52 millones de 2018, y los 72,7 millones (su mejor dato), en 2019.

Unas de las curiosidades de Inversiones Rosán tiene que ver con los sueldos de su plantilla. Si en 2015 eran 17 personas, cuyos sueldos sumaron 181.000 euros, al año siguiente la misma menguó hasta ocho, pero el gasto se disparó por cuatro, hasta los 699.000 euros. En 2019, según Insight View, la plantilla la conforman tres personas. Y el gasto fue de 722.750 euros.

OHL

OHL reforzará su balance con una inyección de hasta 180 M€ de fondos propios

A lo largo del primer semestre de 2021 está previsto que se complete la recapitalización de OHL y la renegociación de sus dos emisiones...

A través de Rosán Inversiones, Florentino Pérez controla otras dos de sus participadas: Luyaroll, y Floma Aviación. Insight View no dispone de información financiera de la primera, centrada en la tenencia de acciones. Sin embargo, si dice que las cuentas de 2019 las depositó en el Registro Mercantil.

Por lo que respecta a Floma Aviación, la compañía dedicada al alquiler de aeronaves de Florentino Pérez, se puede decir aquello de que no termina de levantar el vuelo económicamente hablando. A lo largo de los últimos diez años, los números rojos han acompañado su devenir. En tres años (2010, 2014 y 2016), las pérdidas superaron los dos millones de euros. En el último trienio, el resultado negativo fue de 1,7 millones en 2017; 1,3 millones, en 2018; y 1,8 millones, en 2019.