autoestima y madera de emprendedor

Es muy difícil saber si el emprendedor nace o se hace, porque hay personas que parecen nacer con todas las cualidades necesarias para montar su propio negocio, pero hay otras que las acaban desarrollando con el paso del tiempo. Sea como sea, lo que sí parece que existe es la cualidad de tener madera de emprendedor.

Hay una serie de características que son esenciales en todas aquellas personas que se plantean darle un giro a su vida profesional y empezar a trabajar en su propio negocio. A veces están ahí pero no somos capaces de verlas, así que presta mucha atención porque si reúnes estas cinco peculiaridades es posible que estés más que preparado para afrontar la aventura de emprender.

Si te sobra iniciativa, la madera de emprendedor está ahí

desarrollar madera de emprendedor

¿Eres el primero en ofrecerte voluntario cuando alguien necesita ayuda? ¿Siempre estás buscando soluciones incluso a problemas que no te afectan directamente? ¿No tienes miedo de participar en todo tipo de actividades? Si es así es porque eres una persona con iniciativa, no le temes a lo desconocido ni tampoco a los retos.

Y este rasgo de la personalidad es muy bueno si quieres ser emprendedor, porque gracias a él la toma de decisiones te resultará mucho más fácil. Además, tener iniciativa es lo que te impulsa a seguir adelante cuando detectas una buena oportunidad. No dejas que el miedo te eche atrás, sino que ves la meta y quieres llegar a toda costa.

Para ser una persona con iniciativa debes tener mucha confianza en ti mismo, aunque siendo también consciente de tus debilidades. Céntrate en tomar las decisiones sobre los temas que más te afecten, no dejes que sean otros los que lo hagan. Eso sí, no dejes que la autoconfianza se convierta en un ego desmedido, aprende a escuchar a los demás y no dudes en pedir ayuda si la necesitas.