Unidad Editorial
Unidad Editorial

La cúpula de Unidad Editorial continúa haciendo números de cara a 2021. El editor de El Mundo, Expansión y Marca ha sufrido el desplome publicitario provocado por la crisis sanitaria y pretende redimensionar la plantilla de sus medios (que están en plena transición de la gratuidad digital al muro de pago, terreno en el que El Mundo ha superado los 50.000 suscriptores en poco más de un año).

El final del año en el multimedia dirigido por Antonio Fernández-Galiano ha sido amargado por el desmentalamiento de las delegaciones de El Mundo, que despedía a 18 de los 31 trabajadores de provincias (Euskadi, Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares).

PALOS DE LA FAPE

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España aseguró que “el desproporcionado ERE” de Unidad Editorial “deja en el aire el futuro de sus delegaciones regionales y asesta un duro golpe a la pluralidad informativa que tanto necesita nuestra sociedad en estos tiempos de excesiva polarización política y partidista”.

“Está demostrado que debilitar las plantillas de los medios locales y de las delegaciones de los diarios nacionales limita drásticamente la función de control critico de los poderes que ejerce el periodismo en esas comunidades y deja abierta la puerta a los abusos y a la corrupción“, añadían.

La FAPE aseguró que “sin el control de la prensa, la rendición de cuentas exigible a los gobernantes se convierte rápidamente en mera propaganda” y afirmó que reducir las redacciones al mínimo “perjudica seriamente al periodismo de calidad que necesitan los editores para poder convencer a los ciudadanos de que paguen por los contenidos.Con redacciones débiles y periodistas mal pagados, descartamos que se pueda hacer periodismo de calidad. Y a menos que se ofrezca contenido de valor, la gente no pagará”.

SANGRÍA

Unidad Editorial daba trabajo en 2008 a 2.200 trabajadores. Y, según señalan fuentes sindicales a MERCA2.es, en la actualidad la plantilla rondaría los 1.300 empleados tras caer en torno al 40% en poco más de doce años.

Esta situación podría seguir agravándose porque Urbano Cairo, que controla desde 2016 RCS Mediagroup (propietario de Unidad Editorial), está imponiendo fuertes recortes en la plantilla de sus periódicos y en gastos operativos (partida en la que el editor de El Mundo ha rebajado 20 millones de euros anuales).

CRISIS EN VOCENTO

Unidad Editorial se dejó un 32% de sus ingresos hasta septiembre de 2020 y la caída de Vocento se presentó más moderada, pero también fue aguda (15,1%). El editor de ABC y El Correo también cerró el año con recortes tras cerrar Hoy Corazón, el gratuito bilbaíno Nervión y la versión web de la revista masculina Código Uno.

Vocento impuso despidos, bajas pactadas y prejubilaciones en medios com Hoy de Extremadura, que se quedó sin nueve miembros de su plantilla. Y otros medios del grupo (El Norte de Castilla de Valladolid, El Ideal de Granada, El Diario Montañés de Cantabria, el Diario Sur de Málaga o La Verdad de Murcia) también vieron menguadas sus plantillas.

UGT y Comisiones Obreras aseguró que estos despidos “no solo representan la destrucción de puestos de trabajo”, sino también “una desoladora declaración de que el esfuerzo y dedicación demostradas por los empleados durante la excepcional pandemia de la Covid-19 no merecen el mínimo reconocimiento por parte de la dirección de Vocento”.

“Estas decisiones desvelan que a la hora de gestionar los recursos humanos del grupo, Vocento considera a su plantilla como números y no ofrece, a través de la negociación con la representación legal de los trabajadores, una oportunidad para revertir los despidos o, en su defecto, mejorar la resolución de estos procesos”, añadieron.

Ambos sindicatos aseguraron que “justificar la destrucción de decenas de empleos con la excepcional situación sanitaria significa oportunismo y falta de empatía ante una circunstancia puntual y que, afortunadamente y gracias a la vacunación, irá remitiendo”.