jueves, 15 abril 2021 9:40

Finaer entra en la batalla de las garantizadoras de alquiler en España

El segmento de la vivienda en alquiler cuenta cada vez con un mayor número de actores que quieren intervenir, tanto inversores, promotores e incluso compañías garantizadoras del alquiler. El inmobiliario español atrae a las empresas extranjeras, y ahora es el turno de Finaer, que ha cruzado el charco para entrar en la batalla de las compañías que quieren mediar entre caseros e inquilinos.

Las garantizadoras pretenden aportar tranquilidad y confianza a ambas partes del contrato pero, algunas veces, la letra pequeña deja al descubierto ciertas realidades que siguen ocurriendo. Ante esta situación, a estas compañías solo les queda atraer nuevo público a través de ofertas rompedoras.

En España ya hay numerosas empresas que ofrecen estos servicios, y ahora cuentan con una más para repartirse el pastel: Finaer, que tras diez años operando en Argentina, se ha decantado por España para iniciar su expansión internacional.

La compañía de garantías de alquiler se posiciona como una de las principales firmas en el país latinoamericano, y tiene como objetivo principal resolver las dificultades que tienen la mayoría de las personas para poder alquilar.

Permite contratar de forma 100% digital o de manera presencial, y  las personas que estén buscando piso pueden gestionar la pre-aprobación de su garantía sin coste y, de esa manera, encarar la búsqueda de su piso con la tranquilidad de contar con un respaldo eficiente.

La firma argentina cubre el impago de alquileres, sin franquicias ni carencias, así como todas las acciones y costes jurídicos, en caso de que fueran necesarios. Cuenta con una aplicación móvil para inmobiliarias y, en el caso de los estudiantes y los trabajadores extranjeros, dispone de un plan exclusivo que se adapta a las peticiones y necesidades de cada uno de ellos.

A cierre de 2020, Finaer alcanzó cerca de 21.000 operaciones garantizadas en Argentina, donde cuenta con 45.000 contratos de garantía vigentes. Este 2021, la compañía prevé crecer un 15% en su país de origen, mientras que en España aspiran a posicionarse como referentes del mercado, diferenciándose de la competencia, tanto por producto como por servicio.

En Argentina, Finaer cuenta con 140 empleados, 15 oficinas y 7.200 inmobiliarias adheridas. En España ya tiene 12 trabajadores y tres sedes, dos en Madrid (situadas en el barrio Salamanca y en la zona del Retiro) y otra oficina en el centro de Barcelona.

La compañía tiene previsto un ambicioso plan de expansión en nuestro país, que incluye el desembarco en Valencia, Galicia y Asturias en el segundo trimestre de 2021, y Andalucía y zona centro para el segundo semestre.

Además, durante la segunda mitad del año prevé lanzar la versión 2.0 de su aplicación digital, que incorpora mejoras de uso y nuevos servicios, e iniciar el sistema de Gestorías y Franquicias. Asimismo, dentro de su estrategia global, el próximo país en el que quieren ofrecer sus servicios será Uruguay y, con el tiempo, entrar en México y Portugal.

FUERTE COMPETENCIA CON LAS SOCIMIS

El parque de viviendas de alquiler ha aumentado en el último año, ya que se han adherido inmuebles procedentes del mercado vacacional y de pisos compartidos. Así, muchos propietarios de viviendas han optado por el mercado del alquiler tradicional para evitar riesgo de impago, o tener sus inmuebles cerrados y arriesgarse a sufrir una ocupación ilegal.

Uno de los principales quebraderos de cabeza de las garantizadoras del alquiler son las socimis y su exposición en el residencial en alquiler. Algunas trabajan en exclusiva con una garantizadora, pero la mayoría cuentan con el respaldo de una rama propia.

También hay que tener en cuenta que los grandes tenedores destinan cada vez más recursos a levantar residenciales en alquiler, por lo que el negocio para las garantizadoras se reduce.

Por su parte, el Gobierno castiga la mayor exposición en el ladrillo de alquiler por parte de las socimis y los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021 incluyen una dura medida contra ellas: ahora tendrán una tributación mínima del 15%. Sin duda, un varapalo ya que hasta ahora gozaban de un régimen fiscal muy ventajoso, con un tipo del 0%.

Una tributación mínima, que aplicará sobre los beneficios no distribuidos, que por ley están obligadas a distribuir, al menos, el 80% del beneficio generado en España, y que supone un duro revés para las socimis.

Sin embargo, los expertos recuerdan que cerca del 96% del parque de vivienda en alquiler en España está en manos de los pequeños tenedores, por lo que esta medida la califican de “sinsentido”.

EL AYUNTAMIENTO ENTRA EN LA BATALLA

El Ayuntamiento de Madrid estrena el 25 de enero el Plan Integral de Alquiler Municipal a través de la Empresa Municipal de la Vivienda y del Suelo (EMVS). Con una dotación de 30 millones de euros para tres años, pretende ampliar la oferta de viviendas en alquiler en la capital, poniendo en el mercado pisos actualmente vacíos, entre ellos apartamentos turísticos.

Este Plan ofrece un acuerdo entre los propietarios de viviendas vacías y el Ayuntamiento. A cambio, éste último garantizará el cobro de la renta a los caseros durante el periodo acordado, un mínimo de cuatro años. Así, aunque la vivienda esté vacía, el propietario percibirá su renta.

El precio del alquiler del inmueble se fijará teniendo en cuenta los precios del mercado y en función del número de habitaciones, ubicación y tamaño, entre otras. Por lo que no se trata de un alquiler social, sino de facilitar el acceso a la vivienda a la clase media.

Por otro lado, este plan también cuenta con un ‘bono vivienda’ para los inquilinos, con el objetivo de sufragar una parte de la mensualidad. Así, el inquilino paga una buena parte de la renta y la diferencia la abonará el consistorio municipal.

Este nuevo Plan choca frontalmente con el negocio de las garantizadoras del alquiler, ya que les restan un trozo del pastel al atraer a pequeños tenedores de vivienda.

 


- Publicidad -