Lorenzo Amor (ATA): “Lo que antes era un problema de liquidez, ahora es de solvencia”

El Gobierno ha prorrogado las ayudas a los autónomos y por primera vez desde que estalló la pandemia no ha sido en el último minuto. La llegada de la tercera ola, las restricciones y que en el ámbito sanitario la situación sea peor que en marzo del año pasado ha ayudado a ello, pues esto significa que en el ámbito económico “también estamos peor”, destaca el presidente de ATA, Lorenzo Amor, en una entrevista con MERCA2.

“Estuvimos todo el fin de semana negociando e hicimos cuatro propuestas para mejorar la situación que están viviendo los autónomos, esta vez ha habido voluntad de llegar a acuerdo” añade.

A partir de ahora y hasta el 30 de mayo se suspende la subida de cuota prevista para este año; se ayuda a los que trabajan por temporadas y no todo el año; los que no pidieron prestación entre marzo y junio del 2020 pueden pedirla ahora si lo necesitan y, además, se reduce del 75% al 50% la caída de actividad necesaria para recibir la prestación, dejando de pagar las cuotas cuando se les haya limitado la actividad por horarios o aforos.

CLAVES DEL ACUERDO

Hay cuatro puntos a destacar, el primero es que se eliminan las trabas a la prestación por cese de actividad y a partir de ahora todos aquellos autónomos que quieran acceder a ella no tienen que cumplir el requisito de haber sido beneficiario anteriormente. El segundo punto es que se eliminan las trabas y se mejora el acceso para los autónomos de temporada. “Los feriantes o autónomos de la época estival quedaban fuera de la prestación tal y como estaba diseñada antes”, argumenta.

Un tercer elemento es que no era el momento de subir la cuota “con la que está cayendo” y finalmente, el cuarto aspecto a destacar es que en estos momentos vuelve a haber restricciones y limitaciones, así que se ha reducido la actividad de los trabajadores por cuenta propia hasta en un 60%. Así que el acuerdo implica a todos los autónomos que en el primer semestre de 2021 tengan la mitad de ingresos de los que tuvieron en el último semestre de 2019.

Ahora se puede acceder a la prestación con el 70% de la base de cotización y una exoneración del 100% de las cuotas. Esto va a permitir que más de 700.000 autónomos puedan acceder a ella.

PERO NO ES SUFICIENTE

En este punto Lorenzo Amor recuerda los ERTE (que también se han extendido hasta final de mayo) están muy bien, al igual que la prestación por cese de actividad de los autónomos, pero “no es suficiente”. Y pide al Gobierno que de ayudas directas a los sectores afectados como han hecho otros países de nuestro entorno.

“Alemania, Portugal o Francia han puesto en marcha ayudas directas además de los ERTE, porque si no muchos trabajadores no volverán a su puesto de trabajo. Ya que muchos no podrán abrir el negocio” señala.

El presidente de ATA también habla de indemnizar a los afectados. “Yo no cierro porque quiera, me están obligando. Pero mientras corren los alquileres, los gastos fijos, los suministros… y también los gastos financieros, hay autónomos que tienen préstamos, no son del ICO y hay que pagarlo”.

SALVAGUARDA TRAS EL ERTE

Al preguntarle por las consecuencias de aquellos que no puedan cumplir la cláusula de salvaguarda tras el ERTE, Amor lo tiene claro: “muchas empresas y autónomos no van a poder cumplirla”. Y advierte, “muchos se van a caer con toda la tripulación porque no van a poder pagar las indemnizaciones de despido ni van a poder devolver incluso las cotizaciones que se han exonerado”.

Vaticina que es una realidad a la que nos tendremos que enfrentar porque si bien en abril o mayo de 2020 los autónomos tenían un problema de liquidez que se solventó con los ICO, los ERTE o los cese de actividad, el problema ahora es que esto “no han sido 2 meses como dijeron y ya van 10”. A todo esto se une “un agotamiento mental y psicológico. Y lo que antes era problema de liquidez ahora son problemas de solvencia“, asegura.

Video: Mónica Mollá